Público
Público

EEUU hace sudar a los bancos suizos

Washington investiga a las 11 entidades financieras más importantes y exige transparencia en su cartera de clientes. Los banqueros temen represalias legales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

EEUU ha comenzado a presionar con fuerza a 11 bancos suizos para que revelen los datos de clientes susceptibles de estar evadiendo capitales. Las autoridades estadounidenses, que han abierto una investigación, se unen así a una lista de países europeos que, ante la escasez de ingresos por la crisis del euro están empezando a romper el tabú en torno al secreto bancario en Suiza.

Los dos máximos exponentes de esta corriente son Alemania y EEUU. El Parlamento alemán de momento ha retrasado la aplicación efectiva de cualquier tipo de tasa especial ya que está estudiando la introducción de medidas similares con otros países. En lo que respecta a Washington, todo hace indicar que las decisiones, si se toman, llegarán después de las elecciones.

Con el precedente del USB, entidad a la que EEUU exigió los datos de 225 clientes sospechosos, el Gobierno suizo prefiere ser más cauteloso en esta ocasión.'Estamos listos para firmar un acuerdo con EEUU sobre los bancos suizos hoy mismo. Creemos que hemos hecho una propuesta muy interesante pero depende de ellos aceptarla', dijo la ministra suiza de Economía Eveline Widmer-Schlumpf, que no obvió el momento político que atraviesa el país: 'Todo dependerá de si quieren llegar a un acuerdo antes o después de las elecciones'.

'Al contrario de lo que pueda parecer, EEUU está presionando a los bancos suizos, que corren como un ratón delante de una serpiente', dijo a la agencia Reuters Martin Janssen, profesor de finanzas en la Universidad de Zurich. 'EEUU está realmente haciendo valer su posición dominante en este caso', añadió.

El 7% del Producto Interior Bruto de Suiza depende del sector financiero La tensión es tan alta que algunos directivos de bancos suizos temen que la Justicia estadounidense esté detrás de ellos y no solo de las entidades para las que trabajan.

Reuters asegura que muchos banqueros han decidido no salir de Suiza por si Washington solicita su extradición, sospechas que no parecen absurdas sabiendo que tanto Crédit Suisse como Julius Baer aceptaron entregar a EEUU un listado de sus empleados en señal de colaboración.

Para Suiza, cualquier tipo de concesión puede ser catastrófico. El 7% de su Producto Interior Bruto depende del sector financiero, aunque esto puede cambiar dependiendo de la información que los bancos tendrían que proporcionar. En otras palabras, si tener cuentas en Suiza deja de ser secreto en EEUU, las personas que esconden allí sus capitales se buscarán nuevos destinos.

En las últimas semanas las entidades más importantes -Crédit Suisse y Julius Baer, ambos investigados- han visto un descenso importante en el valor de sus acciones en bolsa.

Más noticias en Política y Sociedad