Público
Público
Debate Catalunya

Forcadell afirma que la vía unilateral creó dolor y frustración

La expresidenta del Parlament ha apuntado que no se arrepiente "de nada" y que jamás pensó que acabaría en la cárcel porque ella ocupaba un cargo en el poder legislativo pero no ejecutivo.

Carme Forcadell
La expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, durante su intervención en la recepción oficial que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ofrecía el pasado 28 de junio. Andreu Dalmau / EFE

La expresidenta del Parlament Carme Forcadell ha afirmado que la vía unilateral del año 2017 creó "dolor y frustración" porque "no fue bien", y ha advertido de que no ve que ahora "las circunstancias sean muy diferentes", por lo que ha defendido "explorar" la vía de negociación con el Estado.

En unas declaraciones a RAC1, Forcadell que fue condenada a 11 años y medio de prisión pero se encuentra en libertad tras ser indultada, ha explicado que cuando era presidenta del Parlament jamás pensó que acabaría en la cárcel porque ella ocupaba un cargo en el poder legislativo pero no ejecutivo.

"Sabía –ha explicado– que podía ser condenada por desobediencia al Tribunal Constitucional (TC), pero al TC lo han desobedecido todos, también el Tribunal Supremo y el Gobierno central", y por desobediencia no se acostumbra a ir a la cárcel, ha recordado, por lo que ha dicho estar convencida de que también fue sentenciada "por haber sido presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC)".

Carme Forcadell ha apuntado que no se arrepiente "de nada" de lo que se hizo en 2017, pero sí que ha hecho "autocrítica" de algunas cosas, como por ejemplo, "de que teníamos que haber sido más empáticos –ha dicho– con las personas que sin ser independentistas sí que son favorables a la autodeterminación".

Sobre la posibilidad de volver a la vía unilateral de acceso a la independencia, Forcadell se ha mostrado contraria como mínimo durante dos años: "El año 2017 probamos la vía unilateral y no fue bien, creó dolor y frustración, y no veo que ahora las circunstancias sean muy diferentes respecto a aquel entonces".

La expresidenta del Parlament se ha mostrado partidaria, en consecuencia, de utilizar la vía de la negociación con el Estado: "Exploremos esto, démonos dos años de margen", ha recalcado.

Sobre la mesa de diálogo, Carme Forcadell ha indicado que espera que "haya valentía por parte de ambas partes, sé que es difícil, pero espero soluciones", ha dicho.

Ha admitido que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha posicionado en contra de la amnistía y de un referéndum de autodeterminación, pero ha recordado que él también se había mostrado contrario a los indultos y a que los presos independentistas cumplieran las condenas por entero.

"Las cosas cambian, y las posturas también pueden cambiar, aunque se tiene que trabajar" para que esto ocurra, ha puntualizado la expresidenta del Parlament.

Más noticias