Público
Público

Autopsia Gabriel Gabriel murió asfixiado el día de su desaparición

La autopsia revela que el niño murió asfixiado pocas horas después de que desapareciera. La Guardia Civil ha trasladado Ana Julia Quezada, única sospechosa de la muerte, hasta la finca donde supuestamente ocultó el cuerpo del menor para realizar una reconstrucción de los hechos.

Publicidad
Media: 3
Votos: 10

Efectivos de la Guardia Civil en las inmediaciones del pozo en el que podría haber estado el niño Gabriel.EFE

La autopsia de Gabriel Cruz ha concluido que el menor murió asfixiado el mismo día de su desaparición, el pasado 27 de febrero, según han informado fuentes de la investigación, que apuntan que el niño fue asfixiadoLas mismas fuentes añaden que que el cadáver presentaba golpes, entre ellos, uno más fuerte en la cabeza que indicaría que se trató de una muerte violenta y no accidental.

Son los resultados preliminares de la autopsia que se ha practicado al cadáver del menor desaparecido, que fue hallado el domingo en el maletero del coche de Ana Julia Quezada, la actual pareja del padre del menor, Ángel Cruz. Los agentes la detuvieron cuando trasportaba el cuerpo de Gabriel después de sacarlo ella misma de un pozo ubicado en una finca de los padres de su pareja, a uno cinco kilómetros de Las Hortichuelas, donde desapareció Gabriel.

Ella es la única detenida por la muerte del menor hasta el momento. La Guardia Civil inspecciona la finca, situada en Rodalquilar (Níjar), en la que se encuentra el pozo donde supuestamente Quezada escondió el cadáver del niño. Un lugar que fue inspeccionado por los investigadores durante los primeros días de búsqueda.

Reconstrucción de los hechos

Efectivos de la policía científica han se encuentran sobre el terreno y el entorno ha sido acordonado para realizar una reconstrucción de los hechos. La detenida ha sido trasladada, junto a una comitiva judicial, alrededor de las 15.30 horas de este lunes desde la Comandancia de la Guardia Civil de Almería, donde ha prestado declaración tras su detención, al lugar de donde recuperó el cuerpo del niño. Los agentes de la Policía Científica y la Policía Judicial trabajan junto a los investigadores en la finca, propiedad de los abuelos paternos de Gabriel, con el apoyo además de los perros del Servicio Cinológico de la Guardia Civil.

El cadáver de Gabriel ya ha sido trasladados al tanatorio de Almería desde el Instituto de Medicina Legal (IML), donde se le ha realizado la autopsia. Posteriormente sus restos mortales se han desplazado a la Diputación de Almería, en cuyas dependencias se ha instalado la capilla ardiente que se ha podido cisitar desde las 17:00 horas por todo aquel que lo deseara.

Se trata de una de las pruebas clave para los investigadores, que, si bien no descartan ninguna hipótesis, creen que la principal sospechosa actuó sola.

Intento de agresión a la detenida

La detenida ha sufrido un intento de agresión por parte de numerosos vecinos tras un registro en la vivienda en la que reside en este municipio almeriense.

Fuentes policiales han informado de que a la salida del edificio en el que se encuentra la vivienda de la detenida, en el Bulevar Ciudad de Vícar de la Puebla de Vícar, aguardaban centenares de personas, algunas de las cuales han proferido insultos y han intentado agredir a la mujer al subirse en el coche en el que ha sido conducida al lugar por la Guardia Civil.

Han señalado además que el registro en el domicilio, que ha durado unas dos horas, ha concluido aproximadamente sobre las 19:10 horas, momento aproximado en el que han ocurrido los hechos.

Más noticias en Política y Sociedad