Público
Público

"Le clavó la navaja sin mediar palabra"

Un amigo de Carlos Palomino que estaba con él en el momento de la agresión relata lo sucedido

PATRICIA RAFAEL

La cita era al mediodía en la estación de metro de Legazpi. Era el lugar elegido para encaminarse a Usera, al final de la manifestación convocada por Democracia Nacional. Unos 200 jóvenes, vecinos de Carabanchel, Vallecas y Usera y miembros de colectivos antifascistas bajaron al metro.

“Era un tren de los que no tienen puertas por dentro y nos fuimos repartiendo en todos los vagones”, cuenta un amigo de Carlos, que estaba junto a él cuando fue apuñalado y que prefiere guardar el anonimato. “Entramos en el penúltimo vagón y fue cuando vimos al otro tío”. El joven lo describe: “Estaba solo, era alto, delgado, tenía el pelo muy corto, con una sudadera de la marca Three Strokes y unos pantalones blancos con la bandera de España en el lateral”.

“Al vernos se levantó, y sin decir palabra, sacó una navaja y se la clavó a Carlos”. El agresor salió corriendo y el amigo de la víctima no pudo ver si después apuñaló a más personas. “Todo ocurrió muy rápido y yo sólo estaba pendiente de Carlos”. Lo que sí que vió fue el arma: “Era una navaja pequeña de no más de cuatro dedos de largo y la sacó de la espalda”.