Público
Público

Manuel Chaves, de Andalucía a Madrid

Después de ser ministro de Trabajo con Felipe González y tras 19 años al frente de la Junta de Andalucía, vuelve al Gobierno central

PÚBLICO.ES/EFE

El hasta ahora presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves González, pertenece al núcleo histórico del PSOE, en el que ingresó en 1968, donde se distinguió por su amistad con Felipe González, en uno de cuyos gobiernos fue ministro de Trabajo, y después ha estado casi 19 años al frente de la Junta.

Buena parte de la trayectoria de Chaves ha estado íntimamente ligada a la de Felipe González, con quien mantiene una estrecha amistad que se fraguó en el despacho laboralista que el histórico líder del PSOE tenía en Sevilla, además de ser uno de los inmortalizados en la famosa foto del 'clan de la tortilla'.

Nacido en Ceuta el 7 de julio de 1945, ha sido presidente de la Junta de Andalucía desde 1990 y presidente del PSOE desde 2000, además de secretario general de los socialistas andaluces desde 1994.

Hijo de militar, es licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla, donde impartió clases, y doctor en Derecho del Trabajo, e ingresó en el PSOE y en la UGT en 1968, participó en Sevilla en la reorganización del Partido Socialista andaluz y en 1972 colaboró en la constitución de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza (FETE-UGT).

Fue elegido diputado nacional por Cádiz en las primeras elecciones en 1977 y fue reelegido sucesivamente en 1979, 1982, 1986 y 1989. Tras la segunda victoria socialista, el 25 de julio de 1986 fue nombrado ministro de Trabajo y, entre otros hechos, fue testigo de la huelga general del 14 de diciembre de 1988 para cesar en el cargo en abril de 1990 y ser candidato a la Presidencia de Andalucía en las autonómicas de junio.

En el 35 Congreso del PSOE, de julio de 2000, José Luis Rodríguez Zapatero fue elegido nuevo secretario general del partido y Chaves, presidente de los socialistas. Tras resultar reelegido presidente de la Junta en 2004, durante esa legislatura se culminó el proceso de reforma del Estatuto de Autonomía, que él impulsó y diseñó. Revalidó un nuevo mandato como presidente de la Junta tras los comicios autonómicos del 9 de marzo de 2008, y cuatro meses después, a primeros de julio, volvió a ser ratificado como presidente del PSOE durante la celebración del 37 congreso socialista.

Más noticias