Público
Público

Los marineros vascos piden que se libere a los dos piratas

Critican con dureza la gestión del Gobierno durante el secuestro del Alakrana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los pescadores vascos del Alakrana hablaron ayer por primera vez, desde su regreso el sábado de las Seychelles, a la puerta del juzgado de Gernika, donde prestaron declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz. A su salida, la mayoría criticó la gestión del Gobierno en el secuestro. El jefe de máquinas del atunero, Víctor Bilbao, la tachó de 'asquerosa'.

Este marinero, tras declarar ante Pedraz, instó al Ejecutivo a cumplir el posible acuerdo que haya podido alcanzar con los secuestradores para liberar a los dos compinches que están detenidos en España. 'Han hecho un acuerdo con el Gobierno. ¡Que los dejen libres! Porque si no cumple el acuerdo y [los piratas] cogen otro barco español, pobrecitos', dijo.

Los secuestradores han puesto presuntamente una fecha para el retorno de sus dos compañeros: antes del 15 de enero. El juez Pedraz no llegó a mostrar ayer a los pescadores fotos de ambos para su identificación.

Los pescadores quisieron denunciar también la 'degradación' en el Ejército de uno de los militares que participó en la detención de ambos piratas e hirió a uno de ellos. 'Lo hizo en defensa propia, daba la vida por nosotros, que vuelva a su puesto', pidió Gaizka Iturbe, engrasador del Alakrana. El jefe de máquinas aseguró en la misma línea que 'los políticos están buscando una cabeza de turco'. Esta versión ha sido negada tajantemente por el Ministerio de Defensa, que sostiene que ningún militar ha sido expedientado.

Parte de los testimonios de los pescadores ante el juez se centraron en otro secuestro, el Ariana, un carguero griego capturado en mayo también por piratas somalíes. Según contó Víctor Bilbao, los secuestradores les dejaron subir para darles gasoil y allí se encontraron con una mujer que había dado a luz en el barco y una niña de 11 años, presuntamente 'violadas' por los piratas. 'No tenían nada. Les dimos comida, fruta, medicamentos, pero los piratas lo tiraron al agua', relató.

El cocinero del Alakrana, Angel María Diego, se preguntó con cierto temor antes de declarar ante el juez: 'Imagino que seremos las víctimas, ¿no?'.

Más noticias en Política y Sociedad