Público
Público

Mourinho ha convencido a los suyos de su inferioridad

ENRIQUE MARÍN

Como era de esperar una vez que Guardiola mordiera el anzuelo al hablar de los árbitros, Mou y Pep se enzarzaron ayer en una guerra dialéctico que yo prefiero pasar de largo. Que la remuevan quienes le hacen el caldo gordo al portugués, desde dentro y desde la periferia del Madrid.

Intentando ceñirme al fútbol, Mou ha logrado algo que tal vez resulte difícil de explicar, pero fácil de entender. Con el 5-0 del Camp Nou como argumento, el luso ha conseguido que sus jugadores se sientan inferiores a los del Barça, de ahí que no duden en dejarse infrautilizar y se sientan útiles en labores netamente destructivas, indignas de futbolistas de su categoría. Siempre jugando en función del rival. El que quiera elogiar la no propuesta de Mou es muy libre de hacerlo, aunque yo me sigo quedando con la propuesta del Barça. El resto es bla, bla, bla.

Claro que la mayor memez la dijo Caparrós: "El fútbol del futuro es el del Madrid". Si ese es el fútbol del futuro, cien por cien reactivo, se supone que en el futuro el Barça u otro equipo jugarán como el Barça actual. Es decir, que el fútbol del futuro sigue siendo el del Barça. Un Barça que hoy estará sin Iniesta y esto sí que es grave para el fútbol. No las pantomimas de Mou.

Más noticias de Política y Sociedad