Público
Público

El Musac busca la utopía en plena crisis

El nuevo director del museo, Agustín Pérez Rubio, buscará nuevas fórmulas para financiar su proyecto

ISABEL REPISO

El Musac producirá obra propia, aumentará la cuantía de sus becas, creará una revista semestral bilingüe de debate y pensamiento, reforzará su web con blogs y vídeos, y ampliará recursos humanos y de material. Agustín Pérez Rubio (Valencia, 1972) presentó este martes su proyecto para dirigir el Museo, durante los próximos cuatro años, después de ser elegido tras concurso público resuelto por la Fundación Siglo.

El programa de Pérez Rubio obligará a modificar el modelo financiero en un contexto nada boyante, en el que el presupuesto ha sufrido un recorte de 500.000 euros en el último año (los 5,2 millones de euros de 2008 bajaron a 4,7 en 2009). Aunque el Musac seguirá nutriéndose en su mayoría de los fondos de la Junta de Castilla y León, firmará convenios con Fundaciones (Sánchez Ruipérez y Serralves), universidades de Castilla y León, y con otros museos y centros de arte para contener el gasto público. “El compromiso adquirido por la Junta de Castilla y León no excluye que en determinadas acciones se busquen patrocinios o relaciones con entidades públicas y privadas”, resumió. El que fuera ex director en funciones tras la marcha de Rafael Doctor anunció que el Musac mantiene conversaciones con otros dos centros de Barcelona y del País Vasco para organizar actividades conjuntas.

Pérez Rubio precisó que el Musac virará su atención a los países de la caída del Muro (de Polonia a Serbia), a Latinoamérica, África y Oriente Medio, y que fomentará su vertiente crítica y sociopolítica (Arquitecturas activistas será una de las próximas exposiciones, haciendo un repaso por los asentamientos de Gaza y Cisjordania, por los barrios de Burkina Fasso y por las favelas).

La programación artística de Pérez Rubio iniciará en enero de 2010 con la exposición Primer Proforma, de Txomin Badiola, Jon Mikel Euba y Sergio Prego que “pondrá el Musac patas arriba”, admite a Público el nuevo director.

La política de adquisiciones y el inicio cronológico de la colección se retrotraerá a los noventa, más que a piezas actuales, como hasta ahora sucedía, con el fin de “llenar los huecos necesarios a la hora de desarrollar un mejor discurso de la colección”. Además, se creará una base de datos con los 50 artistas castellano y leoneses de los que el museo tiene piezas.

Más noticias de Política y Sociedad