Público
Público

Nebrera da un portazo al PP en la cara de Aznar

Asegura que el ex presidente definió a Catalunya como "una población enferma"

M. J. GÜEMES/ F. CASAS

Siempre polémica. Montserrat Nebrera no podía irse sin dar un portazo en toda regla. No bastaba con dejar el PP, ni el escaño en el Parlamento catalán. Tenía que disparar el cartucho entero. Con una bala para Mariano Rajoy, a quien enviaba una carta deseándole "claridad de ideas", y otra para José María Aznar. Esta última era la que provocaba que manara más sangre. El fichaje estrella de Josep Piqué para las autonómicas de 2006 se despidió ayer contando que en una de sus últimas reuniones con el ex presidente del Gobierno, este le trasladó su sensación de que Catalunya era una "población enferma" por no dar más apoyo a los conservadores.

Al enterarse, la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), el think tank que dirige Aznar, bullía de indignación. El ex presidente del Gobierno, que presentaba una conferencia de Parag Khanna, uno de los colaboradores del programa electoral de Obama, no quiso referirse a ello.

Fue expulsada ayer de forma fulminante de la Faes catalana

Fue el secretario general de la macrofundación, Jaime García-Legaz, quien salió a afirmar que eran unas declaraciones "radicalmente falsas" porque Aznar "jamás se refirió al pueblo catalán" en esos términos "despectivos". Legaz, que fue testigo presencial de aquel encuentro, envió ayer una misiva a Nebrera para anunciarle su cese inmediato como miembro del Consejo Asesor del Instituto Catalunya Futur, la FAES catalana, y comunicarle que ya habían dado las instrucciones pertinentes a sus abogados para que analicen la posibilidad de emprender acciones legales contra ella. Legaz explicaba además que la cita, del pasado 19 de febrero, se dio por finalizada "con carácter inmediato" al observar que Nebrera había ido a hablar sobre "sus ambiciones personales".

Nebrera, en su rueda de prensa, se mantuvo en sus trece y aseguró que no era su intención "participar en ninguna confrontación". Afirmó que ella y el ex presidente, a quien ya en su día tildó de "jarrón chino", "discrepan" en cómo se deben afrontar las relaciones Catalunya-España.

De negro riguroso, Nebrera explicó que abandonaba el partido, en el que comenzó a militar en octubre de 2007 de la mano de Daniel Sirera, por "coherencia". Por la misma razón devolvía su acta. "Es del partido y no mía", señaló. Nebrera afirmó que daba este paso cargada de razones tras comprobar que la actividad parlamentaria "cuesta mucho dinero y no sirve para nada porque las cámaras son meras correas de transmisión de los partidos".

Aznar estudia emprender acciones legales contra ella

No quiso aventurar mucho sobre su futuro político, pero descartó entrar a militar en alguna formación ya existente. No ingresará, por tanto, ni en Unión Progreso y Democracia (UpyD), que busca cabeza de cartel en Catalunya, ni en la xenófoba Plataforma per Catalunya, con quien ha mantenido algunos contactos.

En UPyD dicen, sin embargo, que ella se les ofreció a través de intermediarios. Declinaron la oferta porque consideran que nunca ha sido beligerante contra la política lingüística en favor del catalán. Nebrera, desde luego, evitó dar pistas. Se escudó en frases del tipo "lo que haga mañana forma parte del mañana; sólo les puedo decir que hay esperanza".

El fichaje estrella de Piqué para las autonómicas de 2006, deja el partido

Lo único que contó es que son varios los cargos del partido y militantes que se han puesto a su disposición. Son los que arrastra desde julio del año pasado, cuando concurrió a la presidencia del PP de Catalunya (PPC), obteniendo un 43% de los votos frente al 56,7% de Alicia Sánchez Camacho.

Ayer , la portavoz conservadora del Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, le decía adiós a su manera. "Nebrera perdió un congreso y ha tardado un año en darse cuenta de que debía tomar decisiones", dijo. Piqué rehusaba intervenir. Sánchez Camacho cree que su partido está para valorar "cosas serias" y no decisiones personales.

Más noticias de Política y Sociedad