Público
Público

Un programa de perros para educar a humanos

Cuatro lanza hoy 'Malas pulgas', versión a la española de 'El encantador de perros'

A. G.

"Los perros no tienen la culpa de nada porque no razonan, la culpa es siempre del propietario". Con este punto de partida, el nuevo encantador de perros de Cuatro, el adiestrador Borja Capponi, inicia hoy a las 21,35 horas su primera aventura televisiva con el objetivo de que la audiencia, y sobre todo los propietarios de perros, sepan cómo afrontar los problemas de convivencia con sus mascotas preferidas.

El nuevo programa, Malas pulgas, traslada a España el modelo de César Millán y su exitoso El encantador de perros, que sigue en la parrilla de Cuatro en las mañanas de los sábados, si bien con algunas diferencias. Además de tres casos por capítulo, este formato de la productora Bocaboca incluye contenidos adicionales sobre el adiestramiento, el cuidado y la higiene de los cachorros o los perros que ayudan a las personas. Aunque Capponi no oculta su admiración por César Millán, tiene su propio estilo, y también su propio objetivo: convertir al programa en un "bien social" para evitar "que muchas personas acaben abandonando o sacrificando perros porque no se creen que un perro se puede rehabilitar". "Hay que darle una oportunidad a todos los perros", sostiene Capponi, que considera en cualquier caso que aunque los canes siempre acaban "pagando el pato", el origen de los problemas suele estar en que sus dueños los tratan como si fueran seres humanos. Por eso considera que "lo más difícil del programa es enseñar a las personas", si bien "cada perro es un mundo" y requiere un abordaje distinto, al margen de su raza.

Sobre si es mejor adoptar un perro abandonado o adquirir uno de raza, el adiestrador afirma no soportar ver a los animales en las perreras y censura el negocio de la venta de animales procedentes de las "factorías de cachorros" de Europa del Este, si bien reconoce por otro lado que "por desgracia" la estética sigue siendo importante en el mundo de los aficionados a los perros.

Más noticias de Política y Sociedad