Público
Público

Quinta noche de cargas y disturbios contra el encarcelamiento de Pablo Hasél, que se salda con 38 detenidos en Catalunya

El grueso de los detenidos se ha producido en Barcelona, con 35 personas, otro en Lleida, y dos más en Tarragona, estos tres últimos menores de edad.

Restos de contenedores ardiendo en el centro de Barcelona este sábado, durante las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél.
Restos de contenedores ardiendo en el centro de Barcelona este sábado, durante las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél. EFE/Toni Albir

Las protestas durante este sábado pidiendo la libertad para el rapero Pablo Hasél han dejado una nueva noche, la quinta, en la que se han vuelto a producir disturbios en las concentraciones de Barcelona, Lleida y Tarragona, que se han saldado con 38 detenidos. 

En algunos puntos de la manifestación de Barcelona se han producido saqueos de establecimientos, donde también se han quemado contenedores y se han lanzado objetos a los agentes de los Mossos d'Esquadra, que han cargado contra los manifestantes.

La policía catalana ha informado este domingo de que el grueso de las detenciones tuvo lugar en Barcelona, con 35 detenidos, 13 de ellos menores de edad; mientras que en Lleida se produjo una detención y en Tarragona dos más, en ambos casos de menores de edad.

El consejero de Interior, Miquel Sàmper, ha asegurado que la mayor parte de los detenidos tras las protestas de hoy en Barcelona son delincuentes comunes con antecedentes por robo. Y es que a los grupos "perfectamente identificados" de manifestantes potencialmente violentos relacionados con las protestas iniciales por el encarcelamiento de Pablo Hasél, ha asegurado Sàmper, se han sumado otros con una pretensión "puramente delictiva".

La vía más afectada de Barcelona ha sido el paseo de Gracia, donde se concentran las principales marcas de lujo y donde buena parte de las tiendas han sido vandalizadas y saqueadas, como es el caso de Nike, Desigual, Tous, Versace, La Perla, Max&Co, Hermes o Kenzo.

Desde que se iniciaron las protestas, un total de 102 personas han sido detenidas, de las que hasta el momento solo una ha ingresado en prisión, y 82 mossos han resultado heridos, casi todos de carácter leve. De los 102 detenidos, 70 son mayores de edad y 32 menores, que han quedado a disposición de la Fiscalía correspondiente, según los datos de la policía catalana.

Altercados en Lleida y Tarragona

Las protestas también han tenido lugar en diversas ciudades catalanas, como Lleida, Tarragona, Sabadell (Barcelona) o Girona, pero la más multitudinaria ha sido la de Barcelona, que ha congregado a unas 6.000 personas, según la Guardia Urbana.

En Lleida se han tirado objetos y han llegado a las puertas de la Subdelegación del Gobierno, han informado los Mossos d'Esquadra vía Twitter.

En Tarragona también se han lanzado objetos ante la Audiencia Provincial y una sucursal bancaria, donde se han roto cristales y se han tirado botellas a los policías.

En cambio, no ha habido incidentes en la de Girona ni en la de Sabadell (Barcelona), donde ha habido manifestaciones por el centro de ambas ciudades, entre cánticos y consignas.

Cinco detenidos en Madrid

Cinco jóvenes han sido detenidos esta noche en Madrid por intentar quemar un contenedor en la calle Trujillos cuando ya había concluido el dispositivo policial encargado de impedir desórdenes en la manifestación convocada para apoyar al rapero condenado Pablo Hasél.

Fuentes policiales informaron a Efe de que los cinco jóvenes fueron detenidos por agentes de la comisaría de Centro que se encontraban en la periferia del dispositivo de seguridad dispuesto para la manifestación convocada en la plaza de Callao, que concluyó de forma pacífica.

Los jóvenes fueron detenidos por desórdenes públicos al intentar quemar un pequeño contenedor, según las fuentes, que no mencionaron la hora del incidente. Esta noche más de un centenar de personas se ha manifestado de forma pacífica en la plaza de Callao por segunda vez esta semana para apoyar a Hasel, en medio de un fuerte dispositivo policial destinado a impedir que se repitiesen los disturbios del miércoles pasado.

Más noticias de Política y Sociedad