Público
Público

Salvar el Planeta del cambio climático tiene un precio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Tierra cuenta con un clima privilegiado y de ello depende su vida.

El cambio climático comienza a percibirse en determinadas regiones del Planeta y para evitar que islas, ecosistemas y biodiversidad desaparezcan es preciso actuar, y esta vez con dinero, según ha reclamado la Organización de Naciones Unidas (ONU) a 150 países reunidos en Viena (Austria) a finales de agosto.

El clima tiene un precio y para que en 2030 los niveles de emisiones de gases de efecto invernadero sean iguales a los actuales se tendrá que destinar a medidas de mitigación -es decir, prevenir el cambio climático- 200.000 millones de dólares (unos 146.000 millones de euros) más de lo que ya se invierte.

De esta forma, los países en desarrollo conseguirían en 2030 el 68 % de la reducción mundial, según un informe presentado por la ONU.

'Los países en desarrollo necesitarán una proporción mayor de flujos financieros y de inversión debido a su rápido crecimiento económico', declaró el secretario ejecutivo de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático, Yvo de Boer.

Reducción de emisiones

Este aumento de la inversión debería dirigirse a los Mecanismos de Desarrollo Limpio (MDL) o proyectos ambientalmente sostenibles que los países desarrollados realizan en terceros países a cambio de cuotas que contabilizan como reducción de emisiones, según la ONU.

'En el estudio se pone de manifiesto que, para realizar un esfuerzo consciente que permita pasar de un tipo de inversión tradicional a alternativas más favorables al medio ambiente, los gobiernos deberán adoptar nuevas políticas y modificar la forma en que se utilizan sus fondos', expuso De Boer.

Inversiones 

El año pasado los MDL alcanzaron un total de 25.000 millones de dólares en inversiones y se espera llegar hasta los 100.000 millones anuales. Dentro de las medidas para mitigar el cambio climático, el sector energético necesitará invertir 148.000 millones de dólares en captura y almacenamiento de carbono, energías renovables, nuclear e hidráulica; la industria, 36.000 millones principalmente en eficiencia energética; la construcción, otros 51.000 millones; unos 88.000 millones irán a mejorar el transporte; la agricultura precisaría 35.000 millones; el sector forestal, 21.000 millones para reducir la deforestación y evitar la degradación en los países en desarrollo; y finalmente, hasta 45.000 millones para inversiones en innovación tecnológica.

La Conferencia de Viena ha destacado la necesidad de realizar cambios significativos en las inversiones durante 25 años.

Más noticias en Política y Sociedad