Público
Público

Sueldo millonario de por vida para el sucesor de Rato

José Ignacio Goirigolzarri, señalado por Rato como su sucesor, cobra una pensión vitalicia de 3 millones de euros por su pasado en el BBVA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El sistema financiero anda escaso de efectivo. Bankia necesitará un plan de viabilidad plan de saneamiento que incluirá ayudas públicas que podrían alcanzar los 10.000 millones de euros. Los inversores y pequeños ahorradores de la antigua caja de ahorros temen por su dinero. Este problema, sin embargo, no azota al elegido por Rodrigo Rato para sucederle al frente de Bankia. José Ignacio Goirigolzarri cobra una pensión anual vitalicia de 3,02 millones de euros brutos por su pasado como consejero delegado del banco BBVA.

El previsible nuevo presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, no es un desconocido en el sistema financiero español. Goirigolzarri, de 58 años, trabajó durante 30 años en el banco BBVA hasta que en 2009 decidió prejubilarse cansado de estar a la sombra de Francisco González, presidente de la entidad. Ahora, regresará a la primera línea tras ser señalado por Rato como 'la persona más adecuada para liderar este proyecto en estos momentos'.

La pensión anual vitalicia que desde entonces recibe Goirigolzarri asciende hasta 3,02 millones de euros brutos. Esta cifra corresponde a la suma del salario fijo del ex consejero delegado de BBVA en 2008,  1,43 millones, más la mitad de la retribución variable obtenido durante dicho años, 1,59 millones. Es decir, más de tres millones de euros.

Para tal efecto, el banco tiene dotadas unas provisiones de 52,5 millones para realizar estos pagos. Pero Goirigolzarri no cobrará esa cuantía de una vez, como en su momento hizo Ángel Corcóstegui cuando abandonó Banco Santander, sino que irá cobrando una pensión cada año.

La paga vitalicia de Goirigolzarri no pasó desapercibida. Tan sólo un día después de que se anunciara su decisión de abandonar el banco BBVA los políticos cargaron duramente. El actual ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, reconoció en 2009 que este hecho le parecía  'fatal' y 'especialmente llamativo' en estos tiempos de crisis, en los que se producen tantos despidos y en los que hay muchas personas que atraviesan 'dificultades económicas'.

Mucho más dura fue la crítica de UPyD. Su líder, Rosa Díez, tachó la medida del BBVA de 'obscena' y añadió que ese tipo de comportamientos son 'todo lo contrario' a cualquier tipo de pedagogía democrática y de ejemplo para otros empresarios y para los ciudadanos. El diputado de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, calificó la pensión como un “escándalo internacional”.

El expresidente de Cantabria, Miguel Ángel revilla, calificó de “pornografía” la pensión asignada al ex consejero delegado del BBVA. “Esto es pornografía, a mi me parece pornográfico. No hay nadie que valga eso, ni Einsten el que descubrió la penicilina, Fleming”, censuró.

Más noticias en Política y Sociedad