Estás leyendo: A tortas por Madrid

Público
Público

A tortas por Madrid

Verdasco ataca a los críticos

GONZALO CABEZA

Manolo Santana es el único que parece conocer el camino. Todos los demás están desorientados en la faraónica Caja Mágica. El principio está siendo duro, las críticas por algunos detalles, como los accesos al aparcamiento o los vestuarios, son insistentes, pero era algo que se esperaba: es el primer año.

El torneo presume de innovador y eso ha llevado a pensar en las pistas de tierra azul, el tema más controvertido en los primeros días de torneo. Los jugadores no parecen encandilados con la idea, pero en la mente de Santana la posibilidad es real. 'Este año, hemos colocado una para que la vean y en un futuro podremos cambiarlas', recalca.

Verdasco declaró ayer que a él sí le gustan las pistas azules. 'En el futuro, se jugará sobre ellas porque innovar es bueno. La he probado y las sensaciones son las mismas'.

Santana está convencido de que la dirección es la correcta. 'Nuestro objetivo es que todo salga bien, pero cuando hay una cosa nueva, se busca sólo estar lo mejor posible', asegura. El cambio ha sido radical, no se piensa en un Grand Slam, pero del resto de los torneos su consideración es la más alta: 'En Europa, no hay ninguno como este'.

Para haber llegado a este nivel, Madrid y el tenis español han necesitado mucho de Santana, algo que el ex-jugador sólo dice con la boca pequeña. 'El tenis me ha dado mucho, como yo al tenis', reconoce finalmente satisfecho de la evolución de su deporte. 'Hemos pasado de ser minoritarios a uno de los más seguidos; las cosas se han hecho bien'. En su opinión, lo que más desarrollo necesita ahora es el tenis femenino. 'Entre los hombres, salen campeones; pero desde Arantxa y Conchita, no hay ninguna estrella', reconoce Santana.

La mayor esperanza de futuro es Carla Suárez, pero Santana la ve 'algo falta de volea y servicio' para colocarse en la élite. La ausencia de grandes nombres en el tenis femenino español es una espina clavada en el director del torneo, que alardea de que su deporte es uno de los pocos que pueden presumir de igualdad. 'Hay grandes jugadoras y los premios son los mismos. La igualdad es real. El tenis femenino es tan atractivo como el masculino', remarca Santana.

Entre las quejas, la más dura ha sido la de Nadal, a la que Santana quita hierro. 'Que esté Rafa es un aval para cualquier torneo', sentenció. Verdasco, por su parte, declaró ayer que 'el que no quiera venir a Madrid, que no venga'. El madrileño debutó ayer con victoria sobre Juan Carlos Ferrero (6-3 y 6-2) y Federer ganó por 6-1 y 7-5 al sueco Soderling.

Más noticias