Público
Público

“En las asambleas de la PAH la gente descubre que su desahucio no es un fracaso personal”

El festival de Málaga estrena  'Cerca de tu casa', el musical que relata las consecuencias de un desahucio en la vida de una joven familia.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

'Cerca de tu casa', de Eduard Cortés

MÁLAGA.- Otoño de 2007. Todo arranca con un desahucio. Con una familia que se levanta una mañana. Y con la mirada de unos padres a su hija frente a la puerta de la vivienda que la policía derrumba para entrar. Es el drama que refleja la película Cerca de tu casa, que inspira su relato en los más de medio millón de desahucios ocurridos en España entre 2007 y 2014, unos 170 por día.

A esa expulsión le sigue la adaptación a su nueva vida. Sonia (Silvia Pérez) se traslada con su pareja e hija a la casa de su madre, Mercedes (Adriana Ozores). Y ahí surgen nuevos problemas. La falta de intimidad, la imposibilidad de hablar en privado, la mala consideración de la suegra hacia su yerno Dani (Iván Massagué)… lleva a que sus protagonistas vivan esta experiencia como un fracaso personal. Y es justo ahí donde quería incidir el director del largometraje, Eduard Cortés: “Una de las personas de la PAH me confesó que ellos conseguían pocas cosas porque las leyes son duras, pero que eran imprescindibles en un aspecto. En las asambleas de la PAH la gente descubre que su desahucio no es un fracaso personal, sino del sistema. Por eso decidí llevarlo ahí, porque hubo gente que lo padeció antes de la crisis o en el arranque y lo vivió así, en una soledad de autoculpabilidad”.

No sólo ésta es una de las peculiaridades de Cerca de tu casa, sino también el hecho de ser un musical, que dinamiza una ficción basada en hechos reales y la transforma en algo novedoso. En muchos momentos, en un espacio de evasión y alivio frente a la dureza. “Un modo de darle a los dramas que diariamente vemos en los informativos una mirada nueva, más emocional, más imprevisible”, argumenta Cortés.

La cantante Silvia Pérez debuta como actriz en el cine, pero además se ha encargado de realizar la banda sonora. Cerca de tu casa habla de la incomprensión, de la búsqueda de aliento, de la pérdida diaria de la dignidad. Y las canciones muestran los sentimientos más íntimos de sus protagonistas: “Quiero dormir y soñar que vuelo lejos de aquí y de mí”, “Hoy estás pensando que tal vez ya no exista la manera de sobrevivir tranquila”, “Todo hombre que echa a otro hombre es un hijo que echa a otro hijo”.... Versos cantados en su mayoría por Silvia Pérez, aunque también está acompañada en alguna secuencia por el resto de actores.

Y entre medias, el propio relato de otras “víctimas paralelas”: los padres que avalaron y a quienes el banco quiere embargar su casa, el policía atormentado por su trabajo , el banquero que quiere dejar de trabajar porque comprueba que ha estafado a gente... “Queríamos huir de la imagen de los buenos y los malos”, añade Cortés. Cada personaje lo ha vivido de una forma. Para los actores ha sido una forma de acercarse a una realidad que conocían por las noticias y se han nutrido de ella para dar forma a sus personajes. Para Silvia Pérez, esta realidad fue una “inspiración para crear la música”. Para Iván Massagué, esta experiencia le ha permitido sentirse “implicado, de verdad, en un trabajo”. Para Oriol Vila, que interpreta el papel del banquero arrepentido, le sirvió para comprobar que “todos son víctimas” y que su personaje “se puede considerar como una marioneta del sistema”.

Presentación de la película 'Cerca de casa' en el Festival de Málaga


La temática de Cerca de tu casa no sólo fue dura. También su financiación. “La arrancamos en un momento durísimo. En aquel momento buena parte de la industria se estaba quedando en la cuneta porque no había proyectos. Entre la crisis y otras cosas que no merece la pena contar estábamos muy castigados”, relata Cortés.

Con su idea en mente se sentó en una cafería con el productor Loris Omedes y le propuso este rodaje, a pesar de todas las piedras que hubiesen por el camino. “Le dije… si empezamos, no va a haber un duro, pero no habrá vuelta atrás. En un último extremo, rodaríamos la película con amigos y un iPhone. Pero se acabaría, porque lo importante era no quedar en la cuneta, que era donde parecía que nos estaban empujando”, afirma el director.

Con esas mismas ideas, Omedes se embarcó en la búsqueda de financiación. “Estábamos en el peor momento. No sólo por la crisis en sí, sino por un gobierno que se esforzaba poco”, comenta el productor. Consiguió una pequeña participación de TVE y TV3, pero muy poca; e incluso técnicos y actores de la película contribuyeron con parte de su sueldo. “Arrancamos un poco con una mano delante y otra detrás, y hemos llegado hasta aquí. No se debe hacer cine así. Yo pienso que es un trabajo como otro. Como un carpintero o camarero. El cine es trabajo. No es amor al arte. Se debería hacer cine y cobrar tu sueldo, sin ser una quimera”, sostiene el productor.

Presentación de la película 'Cerca de casa' en el Festival de Málaga

Cortés y Omedes están contentos de haber llevado a buen puerto una película que entretiene, pero que también es un cine “comprometido”. Un film que refleja en sus fotogramas la supervivencia de sus personajes, las fiestas de cumpleaños imposible de pagar en un McDonalds, o la directora del banco que espeta una frase rotunda para justificar su trabajo: “Hay que olvidarse de los sentimientos, porque no pagan las facturas”.
Son personajes que se hunden por el camino, que experimentan la tentación de acabar con sus vidas; pero que se recomponen a pesar del drama: “Ese momento de pasar de fracaso personal o colectivo es lo que me hizo detectar que es una película con esperanza”, relata Cortés. Esperanza que se sostiene en abrazos que los salvan, en los “te necesito” y en los “te quiero”. Para finalizar con un grito de denuncia: “Es indecente, indecente, gente sin casa y casa sin gente”.