Público
Público

Berta Ojea: "La Unión de Actores y Actrices va a investigar el casting de Torrente 2"

La actriz, secretaria de Igualdad de la Unión de Actores y Actrices, critica duramente el tristemente famoso casting de la película de Santiago Segura en el que hicieron desnudarse a las aspirantes, pero asegura que “hoy no se atreverían”

Publicidad
Media: 3.16
Votos: 45

Imagen de la película de Santiago Segura 'Torrente 2: Misión en Marbella'

“No es la primera vez que pasa en el cine ni en el teatro, pero nada justifica que se pida a una actriz que se desnude en un casting”. La actriz Berta Ojea, secretaria de Igualdad de la Unión de Actores y Actrices, se refiere al casting de Torrente 2: misión Marbella, que se ha hecho tristemente famoso porque en él se pidió a las aspirantes que enseñaran el pecho y se bajaran las bragas.

Nefasto, sobre todo por ser absolutamente innecesario, pero no tan terrible como que después esas pruebas se publicaran en el DVD de la película. Hoy, el ‘casting de Lolitas’, como se ha bautizado, corre como la pólvora por varias páginas porno de internet con el nombre de las actrices.

“El sindicato (Unión de Actores y Actrices) va a ponerse a investigar esto, sobre todo quién estaba en ese casting”, dice Ojea, que, aunque manifiesta su primera extrañeza porque algo así esté relacionado con Santiago Segura, no le resta ni la mínima responsabilidad al asunto. “Generalmente en un casting no te piden que te desnudes, cuando estás enseñando tu cuerpo en una prueba ya no es tu trabajo, es la exhibición del cuerpo de las mujeres como mercancía”.

“Cuando enseñas tu cuerpo en un casting no es tu trabajo, es la exhibición de las mujeres como mercancía

En la información sobre este casting publicada por el periodista Javier Zurro en El Español hace un par de días se explicaba que habían pagado a las actrices para que cedieran los derechos de estas imágenes para el DVD. “No se puede juzgar. Yo sé que a los 15 o a los 19 años me hubiera levantado y me hubiera ido, pero eso se lo debo a mi enseñanza feminista. En este caso, me temo que contaron con la fragilidad de las actrices, con su falta de experiencia y con las circunstancias de esta profesión, en la que intentas agarrarte a lo que puedas y para ellas, Torrente era una muy buena oportunidad”.

Berta Ojea. / CHRISTIAN GONZÁLEZ

“Es terrible, pero debo decir que hoy no se atreverían a hacerlo porque hay muchos ojos mirando”, afirma Berta Ojea, que asegura que en estos asuntos deberían estar el Instituto de la Mujer e el Ministerio de Sanidad e Igualdad, “pero también hay que intentar cosas nuevas y llamar la atención desde fuera. La Ley de Igualdad no se está aplicando y en ella hay sanciones para este tipo de cosas”.

“Lo triste es que esto no solo ocurre en el cine de Santiago Segura, en el audiovisual es urgente cambiar los relatos. Si seguimos contando a los jóvenes que las relaciones son así, de mujeres jóvenes, delgadas, enseñando todo a galanes que les sacan más de diez años, pues estamos conservando la cultura patriarcal y difundiendo la imagen de la chica como objeto de deseo”.

“Ello –continúa Berta Ojea- sin contar con que las mujeres, por ejemplo en las series de televisión no tienen profesión, que es casi como si les dijéramos todo el rato: ‘Mira nena, no estudies’. Cuando tienen profesión es porque la serie es de policías o periodistas, pero sus conflictos son siempre líos amorosos”.

Para cerrar el asunto del casting de Torrente 2, Berta Ojea insiste: “Nada justifica que en un casting se pida a un hombre o a una mujer que se desnude, lo que pasa es que a los hombres les piden que muestren el torso y a las mujeres nos dicen que enseñemos las tetas. Afortunadamente, la lucha de las mujeres funciona y cuando pones luz, pones conciencia”.