Público
Público

'Better Call Saul' o cómo superar a 'Breaking Bad'

El spin-off protagonizado por Bob Odenkirk se estrena este lunes en Movistar Series. El piloto lo deja claro: 'Better Call Saul' ha nacido para convertirse en una nueva serie de culto superior, si cabe, a su predecesora.

Una escena de 'Better Call Saul'.

Con el piloto de Better Call Saul, y aunque suene a sacrilegio, el tándem formado por Vince Gilligan y Peter Gould ha superado al de Breaking Bad. No sólo presentan a un personaje conocido de antemano y cargado de matices, sino que consiguen que la curiosidad de estar ante el spin-off de una de las mejores series de los últimos tiempos torne en la sensación de encontrarse ante una nueva ficción que, de momento, no tiene nada que envidiar a su matriz e, incluso, la supera. ¿Cómo llegó Saul Goodman (Bob Odenkirk) a ser Saul Goodman? ¿Fue siempre abogado de criminales sin escrúpulos? ¿Qué fue de él después de su huida tras el trágico final de Walter White?

Estas y muchas otras preguntas se plantean en el piloto y prometen ir desgranándose a lo largo de los diez episodios que conforman su primera temporada. El primero, que se estrena en Estados Unidos este domingo y que llegará a España solo un día después a través de Movistar Series, ha sido mostrado ya a los medios. El balance es claro, Better Call Saul está a la altura de las expectativas. No sólo por lo que cuenta o deja de contar (hay mucho de ambas cosas) sino por la manera en la que se narran los hechos.

La propuesta formal de Gilligan y Gould para Better Call Saul sigue en la línea de la vista en Breaking Bad, serie hermana con la que es inevitable compararla en sus primeros pasos pero que de confirmarse lo visto en el piloto pronto empezara a volar en solitario. En esta nueva historia vuelven esos planos imposibles, incómodos, colocando la cámara en lugares poco habituales en un panorama de series donde arriesgar en la presentación no suele ser lo habitual.

Y silencios. De eso también hay. Better Call Saul echa a andar con una introducción en blanco y negro sin diálogos. Arriesgado, pero efectista. Ese parece ser el método elegido por sus creadores para que el espectador pueda distinguir, si necesidad de más indicaciones, el antes y el después de White para Goodman. El blanco y negro sería el después. Qué le ha ocurrido a Saul tras su precipitada huida. Se presenta cómo ha acabado, pero falta saber el cómo ha llegado a ese punto.

Los inicios de Jimmy McGill

Casi más interesante que eso, ya en color y después de los títulos de crédito, se ve a Saul Goodman antes de ser Saul Goodman. Cuando se hacía llamar Jimmy McGill y era un picapleitos con una exigua cartera de clientes en busca de fama y fortuna. Cómo un donnadie se obsesiona con ser alguien y su camino hasta llegar a convertirse en el abogado al que todo delincuente recurre en busca de una solución a sus problemas. ‘¿Tienes un problema? Mejor llama a Saul’. Ese era su lema.

En cierta manera este McGill comienza como White, con un terrible complejo de inferioridad que le empuja a recurrir a métodos poco ortodoxos para alcanzar su objetivo. Eso sí, en el caso de White, el germen de todo era su lucha por dejar solucionada la vida a su familia antes de sucumbir al cáncer. Aunque luego se dejase llevar por el poder y el dinero, algo que, por otra parte, es lo que parece buscar McGill desde el principio.Veremos la caída de Saul; la preocupación por su hermano, también abogado,y la importancia de este en su vida; su afán por ser alguien y salir de la zona baja de la abogacía. Existen más paralelismo que los formales entre Breaking Bad y Better Call Saul. Formales, de contenido y de personajes. Y hasta aquí se puede contar.

El título de la serie, para quienes no hayan paladeado Breaking Bad pero quieran ver Better Call Saul –se puede hacer sin temor a perderse la esencia–, responde a la frase comercial con la que Saul Goodman promocionaba sus servicios en aquellos casposos anuncios vistos en la serie de White y Pinkman. El primer episodio podrá verse en España este lunes 9 de febrero en Movistar Series, solo 24 horas después de su estreno estadounidense. El segundo estará disponible el martes, que será el día de programación hasta finalizar la primera temporada, compuesta de diez capítulos.