Público
Público

Fallece la escritora Isabel-Clara Simó, premio de Honor de las Letras Catalanas

Ha muerto este lunes en su casa de Barcelona a los 76 años como consecuencia de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que padecía. Su última novela, 'El teu gust', se publicará en marzo.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Isabel-Clara Simó en una imagen de archivo. EFE

La escritora Isabel-Clara Simó, Premio de Honor de las Letras Catalanas en 2017, ha fallecido este lunes en su casa de Barcelona a los 76 años, como consecuencia de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que padecía, según han informado fuentes de su entorno.

La novelista, autora de una gran producción literaria y muy popular hace unas décadas, ha fallecido acompañada por sus dos hijas, después de que su estado empeorara hace unas semanas y regresara a principios de año desde el hospital hasta su domicilio.

Su agente literaria, Maru de Montserrat, de International Editors'Co, ha señalado que a pesar de la enfermedad, la también periodista ha seguido activa hasta el final, intercambiando correos electrónicos con su editor de Bromera, Gonçal López-Pampló, sobre su última novela, Al teu gust, que todavía no se ha publicado, aunque tuvo tiempo de terminarla.

De Montserrat ha destacado que Isabel-Clara Simó ha sido siempre una mujer "de mucho coraje, muy valiente, que ha fallecido tranquila, sin sufrir, acompañada por sus hijas".

La agente literaria ha considerado que ha sido una autora que "mucha gente ha leído, pero todavía hay mucha gente que no la ha descubierto". "Aunque sea una pena, pero espero que ahora, cuando ha desaparecido, haya quien la descubra y que las generaciones más jóvenes puedan abordar títulos como Júlia o Raquel", ha añadido.

Nada más conocerse su muerte, a través de las redes sociales numerosas personalidades de la sociedad catalana han mostrado su pesar, desde el presidente de la Generalitat, Quim Torra, a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la consellera de Cultura, Mariàngela Vilallonga, o escritores como Núria Cadenes y Joan-Lluís Lluís.

Nacida en Alcoy (Alicante), el 4 de abril de 1943, la novelista, con unas 58 obras en su haber, llevaba más de cinco décadas residiendo en Catalunya.

Licenciada en Filosofía por la Universidad de Valencia, ejerció como profesora en Bunyol y luego obtuvo una plaza en el Instituto de bachillerato Ramon Muntaner de Figueres (Girona).

Su primer reconocimiento literario llegó en 1978 con el premio Víctor Català por su primer libro, És quan miro que hi veig clar, y después ha tenido una prolongada carrera en el ámbito de las letras, con títulos que abarcan todos los géneros, desde novela y narrativa breve, a narrativa juvenil, teatro, poesía, guiones radiofónicos y televisivos, artículos en prensa, ensayo o memoralística.

En los últimos meses, a pesar de estar enferma, llegó a las librerías su última novela negra, La sarbatana (Crims.cat), que situaba en un entorno rural "peligrosamente bucólico".

Asimismo, el pasado mes de junio recibió un homenaje de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC), de la que fue decana entre 2016 y el año pasado y a donde acudió para celebrar su trayectoria literaria.

Por otra parte, la octava edición del festival Tiana Negra, considerado como el de referencia de la literatura de género en catalán, arrancará el próximo día 17 con un homenaje a la escritora, en el que se proyectará una entrevista suya y se celebrará una mesa redonda sobre su obra. 

Su última novela se publicará en marzo

La editorial valenciana Bromera publicará el próximo marzo la última novela de Isabel-Clara Simó, titulada El teu gust, en la que trata sobre la decapitación, entendida en el sentido de la "pérdida propia, de perder la cabeza por algo".

El editor Gonçal López-Pampló ha explicado a Efe que empezaron a trabajar en esta obra antes del verano, cuando ella ya estaba enferma, y toda la comunicación, que duró hasta el pasado día 25 de diciembre, fue a través de correo electrónico, "en un proceso muy honesto, abierto y bonito".

Estuvieron dialogando por este canal "sobre muchísimos aspectos de la novela, que presentó totalmente acabada, y que habla en cierta manera de la propia desaparición, de la decapitación en el sentido de perder la cabeza cuando uno se enamora, por ejemplo, y se lanza a cosas imposibles, a una dimensión no racional".

Trata de las preferencias de las personas "en función de sus momentos vitales

Asimismo, trata de las preferencias de las personas "en función de sus momentos vitales, de quien uno se enamora o se desenamora". Entiende López-Pampló que, sin ser autobiográfica, "cualquiera que conozca la trayectoria de Isabel, tanto vital como literariamente, reconocerá muchas de sus características, con elementos muy personales".

El editor, que ha recordado que en Bromera han publicado una quincena de las novelas de la alcoyana, ha ido atrás en el tiempo, a cuando la conoció en el año 2012 durante un vuelo en avión, en el que él le confesó que tenía miedo.

"Antes de despegar me dio la mano y me la apretó. Creo que con esto me quedo, con que era una persona dispuesta a darte la mano, a apretártela y, al mismo tiempo, a defender sus ideas, era muy firme en sus puntos de vista, aunque también flexible si tus argumentos la convencían".

Gonçal López-Pampló no ha escondido que en su relación tuvieron "discrepancias, pero siempre hubo cordialidad, un afecto de fondo entre una mujer que tenía cuarenta años más que yo, que para mi era un referente, a la que había leído de muy joven, visto en la televisión o con una abuela que tenía sus novelas, unos factores que imponían respeto, que después se confirmó en el trato personal". A la vez, ha destacado su "vitalidad" y su "admirable resistencia", especialmente en los últimos meses de su grave enfermedad.