Público
Público

"Internet se nos ha ido de las manos"

Rosario Flores publica su décimo disco ‘Raskatriski'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Quién dice que las Flores no saben cantar funky? Ella nació al compás de los duendes en el aire y en su cuna había una guitarra de lunares y volantes. Con el ritmo de su padre llevándola de la mano, Rosario Flores narra en su nuevo disco, cómo aprendió a bailar el 'funky gitano'. En su casa había rumba, soul, funky, blues y bulerías, fue su hermano Antonio el que le enseñó estas melodías. Nadie duda de que se trata de un torbellino, uno de colores, y sigue contando en el tema ‘Gypsy Funky', que su padre era gitano y su madre Lola Flores. ¿Cómo no convertirse entonces en una mezcla explosiva?

'En este disco hay un poco de todos mis ritmos calentitos, pero para definirlo me identifico con ‘Gypsy funky' porque yo me siento una gitana negra', explicó a Público la cantante y compositora. Confesa seguidora de Amy Winehouse y Camarón de la Isla, esta polifacética artista se lanza de nuevo al mercado con un trabajo que recoge sus recuerdos y sentimientos en forma de canciones.

‘Raskatriski' ha salido a la venta el 1 de marzo y ya ha recogido primeras impresiones. Según la artista hay muchos que comparan su nuevo trabajo con ‘De ley', su primer álbum publicado en 1992 y del que salieron temas imprescindibles de su discografía como ‘Mi gato' y ‘De ley'. Rosario considera que es cuando el disco sale a la calle y ves las reacciones del público, cuando sabes qué tipo de trabajo has hecho, 'y si recuerda a ‘De Ley' me alegro porque fue un disco maravilloso'.

'Yo me siento una gitana negra'

Desde ‘Contigo me voy', su octavo disco publicado en 2006, no había vuelto a grabar canciones nuevas, por eso con ‘Raskatriski' los sentimientos se multiplican. El disco está compuesto por canciones que llevan años gestándose, 'según voy viviendo, vienen las canciones a mí'. Asegura que no es de las que se sienta a esperar que llegue la inspiración, cuando Rosario se pone sensible coge la guitarra y da rienda suelta a melodías que lleva dentro, 'mis experiencias, sentimientos y la inspiración de la gente que quiero acaban haciendo que nazcan canciones', explicó.

Además de en ‘Gypsy funky', la familia González Flores está presente en más temas del disco. Precisamente el que titula el álbum, ‘Raskatriski', se trata del primer recuerdo musical de la vida de Rosario. Era un 'soniquete' que El Pescaílla cantaba constantemente a su hija, un día Rosario lo cantó en una fiesta y lo que sintió sobre el escenario poniendo música y voz de nuevo a ese recuerdo hicieron que se inventase el resto y sacara la canción.

Rosario Flores ha sido una las artistas que de forma pública ha abogado por una red más restrictiva. Con el debate sobre la 'Ley Sinde' aún coleando, la cantante se muestra optimista pues aunque cree que los artistas vivirán un mal momento 'hasta que gobierno e industria se pongan de acuerdo y se cambie el modo de vender la música', también asegura que la música no va a morir nunca. Pero sí hay una cosa que podría perderse en el camino: la calidad y por eso opina que 'hay que evitar que se empobrezcan la cultura y el arte, que en España hay a raudales'.

Que la gente se apasione por la música y la escuche es lo importante, paguen o no por ello, asegura. No obstante, se muestra reticente con la red: 'Internet se nos ha ido de las manos', comenta la artista que cree que los artistas ganarán esta batalla 'porque la música seguirá siempre viva'.

Los artistas vivirán un mal momento 'hasta que gobierno e industria se pongan de acuerdo

Dentro de 10 años vaticina que los propios artistas venderán sus discos por Internet y habrá música a todas horas por todas partes. El CD será una reliquia, como son hoy los vinilos, y puede que hasta acabemos 'con un chip en la oreja que guarde toda nuestra música, ¿quién sabe?', bromea.

Internet ha sabido mostrarle a Rosario una nueva vía para cambiar el planeta. Preocupada por el calentamiento global, 'como sigamos así nos vamos a extinguir', Rosario Flores ha encontrado a los posibles salvadores y se llaman Twitter y Facebook.'Las redes sociales podrían salvar la tierra y ayudar a rebelarnos y echarnos a la calle'.

Rosario está preparada para hacer la maleta y cruzar 'el charquito'para presentar el nuevo disco en Ámerica. Las giras y los conciertos son para ella la razón de ser: 'Yo siempre he sido artista de directo, hago los discos para el escenario'. Reconoce que se lanza a los conciertos como una loca porque no sabe reprimir esa fuerza que lleva dentro. Para Rosario, acudir a los conciertos es la mejor forma de apoyar a la música.

Con la caída de Operación Triunfo se ha descalabrado un formato que asustaba a los artistas consagrados. Nuevos cantantes salían al mercado cual hamburguesas rápidas y copaban las listas de ventas, ahora la industria ha visto como su gallina de los huevos de oro ha tropezado con un público que la rechaza. 'A la gente no se le engaña y saben si eres verdadero o no', explica Rosario. La artista considera que las modas pasan y que lo imprescindible es mantenerse. Con Diez discos a sus espaldas, la hija de la Faraona, agradece a la vida que la deje ser artista, 'porque es una verdadera lucha'.