Público
Público

Isabel Coixet: “Creo que es posible que convivan Netflix y los circuitos tradicionales”

La directora presenta en en la Berlinale su nueva película, 'Elisa y Marcela', envuelta en una nueva polémica por el estreno del filme a través de la plataforma digital

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

La directora de cine española Isabel Coixet y las actrices Natalia de Molina y Greta Fernández posan para los fotógrafos durante la presentación de la película 'Elisa y Marcela' en el ámbito del 69º Festival Internacional de Cine de Berlín (Berlinale). EFE/ Adam Berry

El nuevo filme de Isabel Coixet, “Elisa y Marcela”, se estrena con polémica en la Berlinale. Tímidos aplausos y abucheos al visualizar el logo de Netflix, precedidos por una carta firmada por 160 distribuidores y dirigida Dieter Kosslick, director del festival y al Ministro de cultura alemán.

En la misiva se pide que la película se retire de competición, debido a que la plataforma digital no ha garantizado que se vaya a proyectar en más cines que en los españoles, para lo que ya firmó un compromiso la semana pasada.

Isabel Coixet ha asegurado que para ella “estos nuevos soportes, a pesar de que por mi edad me resultan difíciles de asimilar, pueden convivir perfectamente con la exhibición en cines”. En torno a la polémica, la directora catalana ha afirmado que no entiende “por qué se intenta vetar a los autores, ya que los distribuidores viven de lo que nosotros les ofrecemos. Me parece una falta de respeto”.

La película Elisa y Marcela trata sobre la historia de amor de dos mujeres en la Galicia rural de 1901 y presenta un guión en el que Coixet ha estado trabajando durante casi diez años. “Al principio me costó mucho encontrar financiación, porque era una historia que a la gente le parecía exótica, pero que nadie se decidía a apoyar. Fue entonces cuando recibí el apoyo de la productora Rodar y rodar, que me ofreció la posibilidad de presentársela a Netflix y les dije que sí, porque yo quería contar inevitablemente esta historia. Mi enfermedad es hacer cine, estoy muy enferma de ello”, relató ante periodistas de todo el mundo.

La directora de cine española Isabel Coixet da una rueda de prensa para presentar la película 'Elisa y Marcela' en el ámbito del 69º Festival Internacional de Cine de Berlín, que compite en la sección oficial del certamen. REUTERS/Fabrizio Bensch

Sobre si resulta problemático que la cinta se estrene también en la plataforma digital, Coixet dijo que “no lo ve problemático. Yo misma fui a ver con mi madre la película Roma en el cine, luego la vi en casa y luego otra vez en el cine”.

Para ambientar Elisa y Marcela ha trabajado con un gran equipo de documentalistas y personas expertas en este tema. “Mi única cualidad como cineasta yo creo que es la cabezonería. Por eso me duele que en nombre de la cultura se boicotee a un autor. Además ya hay países como Brasil, donde el matrimonio igualitario se va a prohibir, que se han interesado por exhibir esta película en sus salas, cosa que me parece muy importante”, afirmó.

Sobre las críticas de otros años a su cine, Isabel relativiza, con la sabiduría que le otorga su gran experiencia y extensa carrera. “Hace tres años pensé en qué hacer, porque no les había gustado. Pero luego veo el apoyo en otros ámbitos a mis películas y pienso que no lo estaré haciendo tan mal”.

Y es se sincera sobre el patrocinio de Netflix. “Sin su apoyo, quizá esta película nunca hubiese podido salir a la luz y para mi era imprescindible darle voz a esta historia”.

Por último, añade que “el matrimonio en general me da alergia. Pero me parece indispensable que la gente decida lo que quiere hacer con su vida. La película la rodé en cuatro semanas y con un presupuesto no muy alto. Se verá en pantalla en un primer momento, eso es más que un compromiso para mi”.