Público
Público

Entrevista Jesús Escartín "Entre la Ley Mordaza, Vox y sus parientes cercanos, estamos volviendo atrás"

Entrevistamos a Jesús Escartín, del veterano grupo Adebán, cuyos integrantes fueron identificados este domingo por la Guardia Civil tras cantar un tema popular compuesto hace décadas y en el que critican a la monarquía.

Publicidad
Media: 4.27
Votos: 15

Adebán, al completo; Jesús Escartín, segundo por izquierda.

Jesús Escartín forma parte junto a Jesús Bendicho, Jesús Lucea y Jesús Martín, de la formación Adebán, una veterana agrupación musical que lleva desde finales de 1970 reivindicando en sus canciones luchas diversas ya fueran en el barrio, sindicales o puramente políticas. Este domingo, cuando se subieron al escenario para reivindicar la reapertura de la línea ferroviaria Canfranc-Oloron, los cuatro componentes de la banda fueron identificados por la Guardia Civil. La letra de una de sus jotas, en concreto de la emblemática Arriba, abajo, cuyo estribillo"Arriba, abajo / mandaremos al rey al carajo / abajo, arriba / no queremos a la monarquía / Que sí que, que no que, tenemos un rey de rebote / Que no que, que sí que / mantenemos a dos aunque abdiquen"– acabó con la paciencia del sargento de turno, quien les dijo que "atentaba contra la democracia" (sic).

¿Qué ocurrió el pasado domingo en Canfranc?

Nos invitó la plataforma 'Por la reapertura de la línea Canfranc-Oloron' (Crefco) y en principio teníamos que hacer dos intervenciones; una antes de que hablaran las autoridades políticas y otra después. Ya en la primera parte, hay gente entre el público que nos pide la canción del litigio...

Y entiendo que ustedes proceden a cantarla...

No, no la teníamos prevista, no estaba en nuestro programa. Pero al terminar las autoridades volvimos a salir y después de los aplausos y los bises, un grupo de unas 30 personas nos pide con insistencia la canción, de modo que la cantamos.

¿Qué pasó después?

Pues pasó que la gente se lo gozó, pasó que bailaron y cantaron con nosotros. Después, cuando empezamos a recoger y la gente ya había marchado, llegó un sargento de la Guardia Civil y nos pide que nos identifiquemos...

¿Alegando qué?

Alegando que con esa canción estábamos atentando contra la democracia. Y, claro, yo le pregunté; ¿cómo que contra la democracia? Es entonces cuando se desdice y matiza; bueno, pues contra la monarquía... Le daba igual, confundía términos, más tarde nos dijo que la canción no era pertinente porque el asunto del día era reivindicar la reapertura de Canfranc. Digamos que en un primer momento viene en plan sheriff y después en plan paternalista sugiriéndonos lo que podemos o no cantar. 

Aprovecha también que todo el público se había marchado...

Sí, claro, son maneras que ya no se esperan, como si perteneciesen a otra época.

El grupo se forma en el 78, entiendo que habrán tenido situaciones comprometidas sobre el escenario...

Sí, alguna vez hemos tenido que salir del escenario por piernas, otras nos han suspendido el concierto, pero claro en aquellos tiempos podíamos pensar que la democracia no estaba asentada, y que por cantar algunas cosas un poco reivindicativas te iban a poder decir algo... Pero ahora, después de tantos años cantando esa canción en todo tipo de actos, en las plazas de cientos de pueblos bajo el cuartel de la Guardia Civil, pues no imaginábamos esto, la verdad. 

Pasaron 40 años y parece que no hemos avanzado mucho... ¿No cree?

Tengo la certeza de que nuestra Transición se cerró en falso, se cambió mucha fachada para que las cosas siguieran igual. Creo que entre la ley mordaza, Vox y sus parientes cercanos, estamos volviendo atrás... Además, todo el mundo nos lo dice, nuestra canción no dice nada especialmente grave.

¿Seguirán tocándola?

Este lunes estaremos probablemente en Amorebieta y si nos la piden, por supuesto que la cantaremos. Sólo faltaría, la llevamos cantando 20 años...