Público
Público

Xhelazz: "Nunca he buscado educar, no soy un ejemplo a seguir"

Este alumno de Violadores del Verso debuta en solitario apostando por las letras íntimas y críticas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Desde Zaragoza ciudad desembarca Xhelazz. Formado en grupos de barrio, apostó seriamente en el mundo del rap con Cloaca Company. Ahora echa a volar con su primer largo en solitario, El soñador elegido. Impulsado por la escudería de Rap Solo, la discográfica de Violadores del Verso, suena gordo, crítico y duro.

¿Te consideras El soñador elegido?
Pues en parte sí... pues soy de los pocos que se acuerdan hoy en día del escritor Khalil Gibran. El soñador elegido es su nombre traducido al castellano y éste es mi tributo para él. Se podría decir que tengo un “soñador elegido” en alguna parte dentro de mí.

¿Qué idea de rap se mueve en tu cabeza?
Siendo sincero, el rap de hoy día no me llena tanto como el de otras épocas, teniendo en cuenta que escucho mayoritariamente rap americano, aunque últimamente el rap que viene de Estados Unidos me está pareciendo cada vez más frío, y eso no va conmigo .Con el rap español me pasa al contrario: cada día hay más grupos que me gustan. Se nota que tienen ganas de transmitir y rapear versos con mensaje, cosa muy importante para el rap.

¿Y el que sale de tus cascos?
Muchas cosas: soul como Aretha Franklin, 24 Carat Black, William Bell... También heavy como Metallica, Guns and Roses… y mucho jazz. De rap, últimamente suena Show & A.G, Brand Nubian o lo último de Sadat X.

¿A qué suena Xhelazz?
Suena profundo, muy profundo. Intento decir las cosas tal como son. Creo que es un estilo denso y sincero, algo que te llena por dentro. Mis canciones son para conectar con la gente; están hechas con el corazón y son para el corazón.

¿Qué queda hoy del chico de los grupos Originarios e Imperio?
Queda un mc que está muy orgulloso de sus principios, un chico con buenos recuerdos de aquel entonces; sigo siendo el mismo, aunque está claro que he mejorado mucho el estilo.

Aunque llevas años currándotelo, has entrado por la puerta grande. ¿Tener el respaldo del estudio Rap Solo y Violadores detrás, abre puertas?
Desde luego: estar con Rap Solo no ha hecho más que darme cosas positivas y conocimiento. Y sí que te abre puertas, pero aquí cada uno se lo tiene que currar, no valen los enchufes. Llevo mucho tiempo currando en el rap, y todo lo que tengo me lo he ganado yo.

¿Cómo llegaste a desembarcar en el estudio Rap Solo?
R de Rumba [Dj y productor de Violadores del Verso] es amigo mío desde hace bastante tiempo. A través de él nació la conexión con Rap Solo. Después de sacar el segundo disco de Cloaka Company, Rap Solo me propuso sacar uno en solitario.

¿Mejor en grupo o en solitario?
Las dos formas tienen sus lados buenos y malos, pero en solitario tienes más comodidad para hacer ciertas cosas.

Tus letras son muy críticas. ¿Quieres educar o es pura expresión?
Realmente, nunca he buscado educar, no soy ningún ejemplo a  seguir, tan solo saco lo que llevo dentro.

¿Y qué hay de la producción?
Cinco de los temas están producidos por Rumba, tres por Hazhe y dos por mí. El resto ha sido una producción a medias entre Rumba y yo: le llevaba algunas ideas o samples, y él las cogía y se ponía a trabajar
para retocarlas más tarde entre los dos.

Artistas como Violadores del Verso y Tote King se pasean por tu disco, ¿qué tal los cortes que has grabado con ellos?
Muy guapos, me lo he pasado muy bien. El tema de Tote King es pura crítica; el de Violadores del Verso, competición con los mejores competidores.

PERFIL | Con el rap incrustado en las venas

UN JOVEN EXPERTO
Mario Celemendiz, su verdadero nombre, publica su primer disco en solitario a los 25 años, pero lleva diez en el mundo del rap.

TRES GRUPOS
En este tiempo ha pasado por tres grupos: Originarios, Imperio y, a partir del 2000, Cloaca Company, con los que publicó un disco y realizó una gira por España.

ESTILO PROPIO
Así define su estilo: “Directo, sin concesiones, con versos que no rehúyen ni el contenido social ni el más íntimo”.

TELONERO DE VIOLADORES
Xhelazz abrió los conciertos de Violadores del Verso en su última gira por la Península. En Madrid actuó para más de 3.000 personas.