Público
Público
Únete a nosotros

Pedro Almodóvar compartió con su hermano una sociedad opaca entre 1991 y 1994

Los hermanos fueron apoderados de la sociedad Glen Valley Corporation registrada en las Islas Vírgenes Británicas, un territorio considerado en España como un paraíso fiscal.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cineasta manchego Pedro Almodóvar.

MADRID.- El director de cine Pedro Almodóvar y su hermano y productor Agustín Almodóvar fueron apoderados, desde junio de 1991, de la sociedad Glen Valley Corporation registrada en las Islas Vírgenes Británicas, un territorio considerado en España como un paraíso fiscal. La firma se mantuvo activa desde el 22 de marzo de 1991 hasta el 11 de noviembre de 1994 y su tramitación se gestionó desde el despacho de la firma panameña Mossack Fonseca en Ginebra (Suiza).

Los hermanos Almodóvar han asegurado a La Sexta que en la actualidad no tienen "ninguna participación en empresas extranjeras" y que "pagan sus impuestos en España". En concreto, en un comunicado difundido este lunes, Agustín Almodóvar reconoce la constitución de esta sociedad en 1991 por recomendación de un asesor, y lamenta el "prejuicio" que está sufriendo la "imagen pública" de su hermano "exclusivamente" por su "falta de experiencia en los primeros años de andadura" de la empresa familiar. 

La sociedad quedó inactiva en 1994, pero no por petición de los hermanos Almodóvar. El propio despacho la inutilizó, cómo indica un documento interno de Mossack Fonseca, por el impago de la licencia anual que correspondía a dicho año.

Comunicado íntegro de Agustín Almodóvar

Como continuación a mi anterior comunicado, me gustaría aclarar lo siguiente. Desde los primeros momentos de constitución de El Deseo, Pedro y yo nos repartimos las tareas y obligaciones de una forma muy clara. Yo me hice cargo de todos los asuntos referidos a la gestión de la empresa, y él se dedicó a todos los aspectos creativos. En este contexto, me gustaría aclarar que la constitución de la sociedad en 1991, se debió a la recomendación de mis asesores ante una posible expansión internacional de nuestra empresa. No obstante lo anterior, se dejó morir la sociedad sin actividad debido a que no encajaba con nuestra forma de trabajar.

Lamento profundamente el perjuicio que está sufriendo la imagen pública de mi hermano, provocado única y exclusivamente por mi falta de experiencia en los primeros años de andadura de nuestra empresa familiar.

En todo caso, reitero que tanto mi hermano Pedro como yo mismo, así como nuestra productora, nos encontramos al corriente de todas nuestras obligaciones tributarias.

Agustín Almodóvar.