Público
Público

La salud mental y el trauma de la covid centran el foco en el regreso de 'DOC'

Luca Argentero y Pierpaolo Spollon nos cuentan qué esperar de la segunda temporada de la serie de ACXN y la importancia que cobran la pandemia y sus consecuencias.

Una imagen de la serie 'Doc'.
Una imagen de la serie 'Doc'. CEDIDA/AXN

DOC, la serie inspiraba en la historia real del doctor Pierdante Piccioni, quien tras un accidente perdió 12 años de memoria, vuelve este martes a AXN (22:50 horas) más anclada a la realidad aún que en su primera temporada. Porque, si en su comienzo se inspiraba ligeramente en lo ocurrido al autor del libro autobiográfico Meno dodici, en esta temporada se mete de lleno en la emergencia que la irrupción de la covid desencadenó en Italia. Y lo hace con la intención de abordar el después y las secuelas que la pandemia ha dejado en sus protagonistas tras meses luchando contra el virus en un hospital donde se avecinan cambios.

Tratándose de una serie de médicos resultaba imposible esquivar lo ocurrido en los últimos dos años en el mundo. Sin embargo, los guionistas han querido dar un paso más allá y plantearse lo que vendrá una vez superada la situación actual, como si esta fuese una manera de enviar un mensaje positivo al espectador de que todo pasará. "Exactamente", explica el actor Luca Argentero, "es la elección que hemos hecho". "No queríamos una serie de 16 episodios que hablase de la covid. La covid no se puede ignorar, es parte de la vida de todos. Pero en este punto es como si fuese una escenografía, el fondo, queremos proponer una nueva normalidad. Hablaremos del Covid (…), pero nuestra serie fundamentalmente se inicia con muchos meses después", dice el protagonista de la serie.

Una decisión más que satisfactoria para su compañero en la ficción Pierpaolo Spollon. Quien da vida a Riccardo Bovenga es de los que piensa que debemos "interpretar la vida de nuevo con una nueva normalidad porque la anterior no creo que exista más". Un pensamiento puede que tan negativo como realista. También cree que la serie puede funcionar como una suerte de catalizador y que "la gente viéndola pueda hacer como una sesión psicoanalítica personal porque, accediendo al modo espejo que te dan, proyectas tus sensaciones con eso que estás viendo. Si lo haces con nosotros, hemos ganado". 

El primer episodio de la nueva temporada, estrenado el pasado 13 de enero en la RAI con muy buenos números de audiencia, se centra en la llegada del virus al Policlínico Ambrosiano de Milán. En el norte fue donde se registraron los primeros casos de la covid en Italia. Algunas de las imágenes más duras que llegaron desde el país transalpino durante las primeras semanas y meses procedieron de allí, cuando aún se desconocía el verdadero alcance de lo que estaba por venir y se hacía frente a la pandemia sin los medios necesarios. Todo eso se ve en DOC en un capítulo que recoge a los protagonistas donde los dejó el final de la primera temporada, con Andrea Fanti intentando mantener a su equipo unido cuando, "como ha sucedido en el mundo, llega la covid a sacudir un poco los planes de todos", sentencia Argentero.

DOC fue construida a partir de lo ocurrido al doctor Piccioni como una serie de personajes donde las relaciones (románticas, de amistad, de rivalidad, profesionales y paciente-doctor) eran el verdadero hilo conductor. Eso se mantiene, pero el hecho de enfrentar al espectador con esa realidad en la que aún está inmerso le da un plus de interés al poder ver cómo sus personajes, médicos en su mayoría y a los que conoce tan bien, afrontan una situación fácilmente reconocible.

Y la forma de plantearlo es con saltos temporales buscando despertar cierta intriga. Spollon advierte que "habrá un antes y un después de la covid, habrá atrás y adelante en la historia. Esto creará un poco de dificultad al espectador, pero con un poco de atención se puede hacer". Y, claro, seguirán las parejas. Cada uno tendrá debilidad por una u otra, pero Argentero adelanta que hay una "loquísima", quizá por inesperada, y Spollon que el primer episodio está dedicado a la historia de Giulia (Matilde Gioli) y Lorenzo (Gianmarco Saurino).

La responsabilidad de interpretar a un médico en pandemia

DOC, en su primera temporada, era una serie entretenida. Su principal interés y enganche residía (más allá del que pudiesen suscitar los casos médicos) en los personajes, en saber si Andrea Fanti recuperaría sus recuerdos y en si se decantaría por Giulia o Agnese en el plano romántico. Y, orbitando alrededor de este triángulo amoroso, otros muchos protagonistas con sus propias batallas, dramas y sentimientos. En su regreso cobra un sentido un tanto distinto (sin perder el foco en lo que la hizo tan popular en Italia cuando se estrenó en pleno confinamiento en 2020) al poner en valor el trabajo que los sanitarios han hecho, y siguen haciendo, en los momentos más difíciles.

"No sé en España, pero en Italia tenemos una memoria muy corta. Ahora son héroes. Dentro de cinco meses, cuando terminé la pandemia, volverán a estar mal pagados, en condiciones de trabajo negativas… Por lo tanto, la responsabilidad la tenemos porque queremos buscar cualquier forma para alargar la memoria. Es otro de nuestros objetivos. La gente empieza a entenderlo, porque se dice mucho que entrar en la vida de los médicos, entre bastidores, ayuda a tratar mejor a los médicos cuando estás en el hospital. Y esto es ya una pequeña victoria", comenta Spollon con la esperanza de que la serie sirva para eso, para no olvidar.

Una imagen de la serie 'Doc'.
Una imagen de la serie 'Doc'. CEDIDA/AXN

Desde un plano más personal Argentero apunta que en el contexto actual dar vida a un médico "no es fácil porque hay un sentido de la responsabilidad superior. Para mí lo interesante es que contamos, que al menos en Italia ha sucedido, que en nuestros hospitales, después de la emergencia, han sido puestos bajo investigación. Que parece una broma. Después de todo lo que han hecho los médicos durante la emergencia son puestos bajo observación para saber si han hecho todo lo que debían".

Esa será la trama de investigación planteada y la forma de hacer frente a ella, cuenta su protagonista, "es buscar hacer entender cuánto de paradójico es esto. Los médicos han hecho quizá el sacrificio más grande, están todavía en los hospitales en una suerte de emergencia (…), pero aún la ley indaga sobre cualquier cosa que no ha funcionado como debería. Descubriremos en el transcurso de la segunda temporada cuáles son los culpables reales".

El trauma y la salud mental

El hasta ahora último episodio emitido en España dejó algunas dudas sobre quiénes seguirían en el hospital, quiénes buscarían su camino lejos de allí y si su decisión implicaría un adiós al personaje en la serie. A la espera de que las nuevas entregas despejen esas dudas, se sabe que la plantilla del Ambrosiano se ampliará con seis fichajes que incluyen una doctora especializada en enfermedades infecciosas (Alice Arcuri), un médico llegado de Roma (Marco Rossetti), un cirujano (Gaetano Bruno), un nuevo director administrativo (Massimo Rigo) y una psicóloga (Giusy Buscemi). Esta última incorporación cobra especial significado porque, si bien el hospital ya contaba con el doctor Enrico Sandri (Giovanni Scifoni) en el departamento de Psicología, teniendo en cuenta la dimensión del trauma y la importancia que la salud mental adquiere, hacían falta refuerzos.

Una imagen de la serie 'Doc'.
Una imagen de la serie 'Doc'. CEDIDA/AXN

Como explica Argentero, "la salud mental es uno de los puntos centrales. Una de las nuevas llegadas al Policlínico Ambrosiano es una psicóloga, todas nuestras historias son reales o inspiradas en casos reales porque nuestro DOC [Piccioni] sigue siendo médico en Codogno [primer foco de la covid en Italia]… Los guionistas trabajan sobre la realidad. Y la realidad es que hay doctores que tienen síndrome de estrés postraumático, que tienen ataques de ansiedad y pánico, que han vivido un trauma y viven ahora la fase de recuperación del trauma".

Spollon incide también en la importancia de la salud mental en esta temporada. Desde su punto de vista, "es el centro, el foco. No es ni siquiera el hecho de la covid, este es un factor desencadenante, pero creo que estamos yendo a una zona de sombra en la cual la salud mental debería ser un discurso tratado más ampliamente (…) En muchas regiones están empezando a dar gratis tratamiento psicológico. Creo que es una victoria enorme porque tenemos necesidad realmente, necesitamos normalizar las sesiones psicoanalíticas. Son los pequeños objetivos que se pone la serie".

En el caso concreto del doctor Fanti, este arranca desde la aceptación de lo que ha sucedido, de que esos 12 años de recuerdos de su vida han desaparecido y no van a volver. "Doc está centrado, ha aceptado su condición y de pronto se dirige hacia el futuro. Después llega la emergencia Covid, en el giro pasamos al después de la covid y todos hemos tenido un trauma con él. Todavía ni siquiera lo hemos terminado de asimilar. No hablo solo de los médicos, sino de todos nosotros. De ahí parte y todos han cambiado. Descubriremos el porqué", resume Argentero sobre dónde comienza la segunda temporada que se estrena este martes en AXN.