Público
Público

Entreno de la serie 'Reacher' 'Reacher' es, básicamente, un tipo grande intentando salir del lío en el que le han metido

Amazon Prime Video estrena la nueva versión del personaje de Lee Child en formato serie tras su paso por el cine de la mano de Tom Cruise.

Imagen de la serie 'Reacher'.
Imagen de la serie 'Reacher'. Amazon Prime Video

Jack Reacher, el popular personaje creado por Lee Child, tiene nuevo rostro y nuevo cuerpo. Este reinicio en formato serie tras la para algunos poca satisfactoria doble aventura cinematográfica con Tom Cruise como cabeza de cartel llega más de tres años después de su anuncio como idea y con Amazon Prime Video como plataforma de lanzamiento. Detrás del proyecto, Nick Santora, encargado de la adaptación. Delante, Alan Ritchson en el papel principal.

A Reacher, un tipo con una envergadura directamente proporcional a su habilidad para meterse en líos de los que luego tiene que salir con sus dotes de investigador y su fuerza bruta, Child lo describe en sus libros como un hombre que pide 1,95 metros y pesa entre 95 y 113 kilos, aproximadamente. Ritchson, que hasta hace poco era uno de los componentes del equipo de superhéroes de segunda línea liderado por Dick Grayson en la serie de DC Titans, mide poco más de 1,90 y pesa algo menos de 110 kilos. ¿Importa? Quizá en otro tipo de adaptación, serie o historia, no. Incluso el simple hecho de hacer mención a ello en un texto sobre un estreno seriéfilo podría ser tachado de frívolo y superficial.

Sin embargo, en el caso de Reacher el tamaño del actor elegido para darle vida en la pantalla importa y mucho. Porque en las novelas que protagoniza este es uno de los aspectos que más se destacan de él. Continuamente. En unas declaraciones recogidas por EW a propósito de la elección, el propio Child, que figura como productor ejecutivo en los títulos de crédito, dijo que cuando vio en pantalla a Ritchson le transmitió esa "quietud y una mezcla de amenaza y buena voluntad" que siempre ha tenido su creación en los libros. "Si va a ser tu amigo, tienes mucha suerte. Si no va a ser tu amigo, tienes muy mala suerte. Todo eso tenía que transmitirse solo a través de la postura, el estado de ánimo, la apariencia, y Ritchson lo hizo bien", sentenciaba.

Es cierto, vistos los dos primeros episodios, que el elegido da el perfil en ese sentido. Aunque quizá le falte cierto carisma para cargar con todo el peso de la serie y hacerla atractiva. Ambos capítulos están plagados de escenas en las que todo se lo juegan a la imponente presencia del actor y a su envergadura. Llega, se planta allí y, sin necesidad de abrir la boca, impone respeto y hasta cierto temor. No le hace falta hablar para hacer retroceder a su adversario. Si, aún así, le retan, tira de habilidad en el cuerpo a cuerpo para dejar claro quién tiene las de perder.

Ese foco no estaba en las películas que, pese a todo, fueron títulos de acción más que dignos. De aquellas dos aventuras, dirigidas por Christopher McQuarrie (2012) y Edward Zwick (2016), Child sacó cosas positivas. Aunque acabó dando la razón a los fans más críticos que vieron en Tom Cruise un error flagrante de casting.

"Realmente disfruté al trabajar con Cruise. Es un tipo muy, muy agradable. Tuvimos un montón de diversión. Pero, en última instancia, los lectores tienen razón. El tamaño de Reacher es muy importante y es un gran componente de quién es él", llegó a decir a The Times. Después anunció que su intención era hacer borrón y cuenta nueva y recuperar al personaje en una serie.

Imagen de la serie 'Reacher'.
Imagen de la serie 'Reacher'. Amazon Prime Video

Más allá del acierto o no con el casting, ¿qué ofrece al espectador Reacher? Lo que ha hecho Santora es adaptar la primera novela, The Killing Floor, y esta le sirve para sentar las bases del personaje y construirlo. Hasta Margrave (Georgia) llega, en autobús, este veterano investigador que viaja sin equipaje alguno. Nada más poner un pie en tierra se encuentra con que ha sido acusado de un asesinato. Él sabe que no ha sido. Así que no le queda otra que tomar las riendas de la investigación y poner sobre la pista, intercambio de dardos dialécticos de por medio, al agente de mayor rango al cargo, Finlay, al que da vida Malcolm Goodwin. Junto a ellos, como posible interés romántico (se ve venir desde ese primer encuentro en comisaría), Willa Fitzgerald. Ella es la agente Roscoe. Además, los seguidores de las locas aventuras de los vampiros de Lo que hacemos en las sombras reconocerán a Harvey Guillén como uno de los secundarios.

Esos dos primeros episodios sirven para resetear cualquier atisbo de recuerdo de lo visto en el cine y sumergir al espectador en ese universo seco, violento a veces y corrupto que plantea una madeja que deberán desenredar al final. Porque, aunque de entrada lo que está en juego es la inocencia de su protagonista, pronto se ve que el hecho de intentar incriminarle cuenta con numerosas y poderosas ramificaciones. El caso es el que es y el material del que parte, también. Como el actor elegido. Reacher no engaña a nadie. Está pensada para los lectores de las novelas, que deberían estar satisfechos, esta vez sí, con la fidelidad al retrato. Para el resto, no deja de ser una serie con un caso policial y algunas escenas de peleas.

Imagen de la serie 'Reacher'.
Imagen de la serie 'Reacher'. Amazon Prime Video

Reacher se suma a la cartera de Prime Video de series de acción con personajes nacidos en sagas literarias de éxito. Se une, por ejemplo, a Jack Ryan, que también tuvo sus versiones cinematográficas y ahora cuenta con serie propia y John Krasinski en el papel. También a Treadstone. Esta, si bien no tiene a Jason Bourne (Matt Damon en el cine), expande su universo y toma como nombre el del programa del que nació el mítico personaje de Robert Ludlum.