Público
Público

Tony Leblanc fallece a los 90 años

El actor y humorista español sufrió un fallo cardiaco en su domicilio de Villaviciosa de Odón (Madrid), donde tiene una calle con su nombre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El actor Ignacio Fernández Sánchez Leblanc, más conocido como, Tony Leblanc (Madrid, 1922) ha fallecido este sábado a los 90 años de edad, según informó la Academia de Cine, a través de la red social Twitter. 'Nuestro recuerdo a este gran actor y nuestro pésame a su familia y compañeros', escribió la Academia, sobre las seis y media de la tarde.

Fuentes familiares también confirmaron a Efe que uno de los protagonistas de la serie Cuéntame cómo pasó o de la saga Torrente, falleció, como consecuencia de un paro cardiaco, en su domicilio de la localidad madrileña de Villaviciosa de Odón, donde sus vecinos le homenajearon poniendo su nombre a una calle en 2008.

El conocido actor, que compartió escenario con otras caras emblemáticas del cine español como Concha Velasco o José Luis Ozores, padecía problemas de corazón desde 2007, cuando un infarto de miocardio le obligó a permanecer varios días en la UCI de la Fundación Hospital Alcorcón.   

Tony Leblanc comenzó a trabajar en el Museo del Prado de Madrid, edificio aledaño a su vivienda familiar y donde su padre trabajaba como conserje. Él fue el botones del centro de arte, hasta que, en 1944, debutó como figurante con la compañía de Celia Gámez. Dos años antes, se había proclamado campeón de España de claqué. 

Un año después, debutó en el cine de la mano del director Antonio Román en la película Los últimos de Filipinas y, a lo largo de los años 50 y 60 participó en casi 50 largometrajes, entre ellos El Tigre de Chamberí (Pedro Luis Martínez, 1957), Muchachas de azul (Pedro Lazaga, 1957), La chicas de la Cruz Roja y El día de los enamorados (Fernando Palacios, 1958 y 1961, respectivamente).

Durante esta época, en la que alcanzó la fama, brilló de forma especial en la cinta Los Tramposos, dirigida por Pedro Lazaga y protagonizado por Leblanc, Antonio Ozores, Concha Velasco [en la imagen, de archivo EFE] y Laura Valenzuela. El filme, que narra la historia de un par de estafadores, pasó a formar parte del imaginario popular gracias a su parodia del timo de la estampita.

Otra de sus actuaciones más recordadas fue televisiva. Leblanc apareció, en 1977, en el programa Martes fiesta, de José María Íñigo -tras haber anunciado que iba a hacer algo nunca visto en televisión- se sentó, cogió un cuchillo y se puso a pelar una manzana sin mediar palabra. Después, se comió la fruta y se marchó.


Leblanc vivió su 'peor momento personal y profesional' tras el accidente de tráfico que casi termina con su vida en 1983. Después de disfrutar de unos días de descanso en Alicante, el actor regresaba a Madrid junto a su mujer cuando un vehículo que circulaba en dirección contraria realizó un adelantamiento indebido y embistió su coche frontalmente. 

Tras el accidente, que -unido a una dolencia anterior- le dejó ciertas secuelas, Leblanc estuvo retirado durante unos 15 años. El director Santiago Segura le rescató, en 1998, para su primera película de Torrente, el brazo tonto de la ley, con la que Leblanc consiguió el Goya al Mejor Actor de Reparto. Participó en tres cintas más de la saga del inspector más crápula del cine español.

Después, en 2001 y hasta 2010, se convirtió en uno de los personajes más entrañables de la serie Cuéntame cómo pasó: 'el Cervan', un viejo quiosquero del barrio.

También en 2010, el actor y humorista fue galardonado con la Medalla de Honor -que otorga el Círculo de Escritores Cinematográficos- por su dilatada trayectoria profesional. Leblanc no pudo acudir a la entrega del premio, pero aseguró que se trataba del premio más valioso que había recibido en su vida.

La capilla ardiente se instalará mañana, hacia las 09:00 horas, en el Teatro Fernán Gómez, en Madrid, anunciaron fuentes familiares.

La muerte de Tony Leblanc conmocionó hoy al mundo del cine y de la política española. Mientras el director Santiago Segura despidió 'a un fenómeno, a un artista y a un amigo' al que calificaba como 'galán cómico', el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, enviaba un telegrama a la familia del actor en el que les daba el pésame por la pérdida de 'una de las figuras más queridas y admiradas del cine español'.

El ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert, recordó la 'jovialidad admirable' del humorista. 'Se ha ido otro de los grandes', exclamó en un comunicado. A través de Twitter, también fueron muchas las personalidades que lamentaron la pérdida del actor, entre ellos, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, o loa humoristas Berto Romero, Pablo Carbonell y José Mota.

Imanol Arias, su compañero de reparto en Cuéntame cómo pasó, describió a Leblanc como 'enérgico pero amigable' y recordó que el actor depositó en él 'una confianza y un cariño llenos de historias y secretos de la profesión'. 'Don Ignacio ha muerto, que viva Tony Leblanc', concluyó Arias.