Público
Público

El viaje virtual de Pablo Picasso a Inglaterra

Una exposición en Londres explora la huella del pintor español en el arte británico

CONXA RODRÍGUEZ

Pablo Picasso atravesó dos veces el canal de la Mancha, pero nunca por asuntos artísticos. Sin embargo, su influencia pictórica sí llegó a las islas británicas. La huella de Picasso en el arte británico es el motivo de una sustanciosa exposición (150 piezas) en el museo Tate Britain de Londres, desde mañana hasta el 15 de julio.

Chris Stephens, comisario de la exposición, explica que la muestra tiene varias líneas: "Por una parte hemos incluido obras de Picasso [previas a 1907] que se expusieron en este país y que gustaron más que las de los impresionistas; una segunda parte es el efecto que tuvo Picasso en determinados artistas, y una tercera mirada es la cronológica, cómo en cada periodo Picasso produce cierta obra y los británicos responden".

Para ilustrar el rastro de Picasso en el arte británico moderno, Stephens ha escogido siete nombres, tan diversos y dispersos como Graham Sutherland (1903-1980), David Hockney (York-shire, 1937), Francis Bacon (1909-1992), Duncan Grant (1885-1978), Wyndham Lewis (1882-1957), Ben Nicholson (1894-1982) y el escultor Henry Moore (1898-1986).

"En cada artista, Picasso, influye de una forma distinta, Bacon llegó a decir que se había hecho pintor gracias a Picasso y su influencia es evidente en la década de 1930, con la distorsión que hace de la figura humana. El efecto de Picasso en Ben Nicholson es distinto, porque este utiliza el lenguaje cubista del primero, aunque lo hace de forma diferente", apunta el comisario en un recorrido por la exposición.

En 1960, Tate Gallery acogió una exposición de obras de Picasso. El entonces joven David Hockney fue ocho veces a verla. Y cada vez que salía, lo hacía más intrigado por lo que acabada de contemplar. "Lo que hace Hockney es claramente un homenaje al maestro", comenta Sthepens ante la figura de un arlequín, una composición fotográfica de una guitarra o el escenario de un teatro, pintado por Hockney, remitiendo a Picasso.