Público
Público

El conformismo atenaza a Francia

Inglaterra sobrevive al dominio del juego de los galos, que no tradujeron en el marcador su superioridad. Lescott adelantó en la primera parte a los 'pross' pero Nasri empató en menos de diez minutos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Inglaterra y Francia saldaron su partido de debut en la Eurocopa con un empate que satisfache mucho más a los hombres de Hodgson , que plantaron más cara de la prevista.  Los galos, que dominaron el partido, pecaron de falta de ambición en la segunda parte para intentar llevarse la victoria del Donbass Arena de Donetsk.  Lescott adelantó a los ingleses en el minuto 29 y diez minutos después empató Nasri.  A partir de ahí, Inglaterra se mantuvo firme en defensa, pero con muy poca aportación ofensiva mientras Francia, pese a tener más oportunidades, se conformó demasiado pronto con el reparto de puntos.

Se veían dos pesos pesados del fútbol europeo con aspiraciones similares. La palabra reivindicación ha sido una constante en los días previos. Francia e Inglaterra necesitan desquitarse en esta Eurocopa de los últimos fiascos, sobre todo en Suráfrica.

Francia arrancó el encuentro como acostumbra. A ritmo diésel. De menos a más. Acomodándose en el Dombass Arena. con el esquema preferido de Blanc. Un 4-3-3, con Diarra de todocampista con Malouda y Cabaye como escoltas. Y delante el tridente mortal con Ribery, Nasri y Benzema.

Inglaterra, sin embargo, apostó por no dejarse intimidar pese a las dos líneas claras de cuatro hombres planteadas por Hogdson. Y Chamerlain y Welbeck como los más adelantados ante la ausencia de Rooney por sanción.  Los 'pross' no se quedaron a esperar e intentaron montar contraataques a la más mínima.

Pero la responsabilidad de conducir el balón era de los galos. Y la banda izquierda se convirtió en su particular coto de caza. Con Ribery cambiado y las llegadas de Debuchy, hicieron mucho daño a la defensa inglesa. Y eso, unido a las manos blandas del meta Hart, que recordaba el pasado fatidíco de los porteros de las islas.

Pero con estas y tras un par de intentonas de Ribery y Nasri, fueron los de Hodgson los que golpearon primero gracias a una jugada de manual. Falta lejana por la derecha que cuelga Gerrard. Diarra se come el marcaje a Lescott, que marca de cabeza. Sorpresa, a medias, en el campo del Shaktar Donetsk.

Corría la media hora de encuentro. Francia no se descompuso. Tuvo el empate en un cabezazo de Diarra a centro de Nasri que Hart sacó a bocajarro en la boca de gol. Pero a los cuatro minutos el mediapunta del City sí iba a devolver las tablas al marcador en un jugada magistral de triangulación de Francia. En cuatro toques entre Malouda, Evra, Ribery y Nasri rompieron el molde inglés y este último chutó con dureza. El tiro se coló pegado al palo de Hart.

Antes del descanso los de Blanc tuvieron la última ocasión de la primera parte por medio de Benzema, que se coló en el área como una bala ante la pasividad inglesa pero Hart tapó bien en la salida. Nada varió tras pasar por los vestuarios. Blanc y Hodgson estaban satisfechos con el devenir del encuentro. Francia continuó a lo suyo. Más posesión de balón. Más profundidad y más ocasiones. Pero los ingleses volvieron a echarse arriba con dos córners consecutivos.

Un espejismo. Benzema primero probó la estirada de Hart y Malouda la dureza de su cara. El delantero madridista se movía muy bien entre Lescott y Terry y bajaba para recibir y sorprender. Bien a la carrera. Bien chutando. Y si su plan no funcionaba. Nasri y Ribery intentaban estirar la defensa inglesa. El extremo del Bayern, precisamente, intentó lo que mejor sabe. Irse en velocidad de Lescott y probar el tiro raso.

Pero pasaban los minutos y el partido comenzaba a instaurarse en una dinámica de conformismo. Inglaterra solo podía lograr el triunfo a través de las acciones aisladas de Welbeck y Oxlade-Chamberlain. Francia no incrementó el ritmo y Blanc no movía fichas. y eso que tenía a Ben Arfa en el banco. Un síntoma de apatía. Un empate desmerecía el potencial galo.

Los cambios en ambas escuadras, a partir del minuto 75, no variaron ni el dibujo ni el resultado. Aunque antes de que pitara el árbitro hubo tiempo para que Francia intentara a la desesperada el gol de la victoria. Cabaye lo tuvo en un remate de volea desde el pico del área, que Welbeck rozó a corner. Y Benzema quiso poner una rosca a la escuadra, que también se topó con la cabeza de Gerrard. La última del partido fue para los ingleses pero un centro de Milner al punto de penalti acabó en corner.

Francia: Lloris; Debuchy, Rami, Mexès, Evra; Cabaye (Ben Arfa, m.84), Diarra, Malouda (Martin, m.85); Nasri, Benzema y Ribéry.

Inglaterra: Hart; Johnson, Terry, Lescott, Cole; Milner, Gerrard, Parker (Henderson, m.78), Oxlade-Chamberlain (Defoe, m.77); Young y Welbeck (Walcott, m.91).

Goles: 0-1, m.30: Lescott; 1-1, m.39: Nasri.

Árbitro: Nicola Rizzoli (Italia). Mostró tarjeta amarilla a los ingleses Oxlade-Chamberlain (m.34) y Young (m.71).

Incidencias: encuentro correspondiente a la primera jornada del Grupo D, disputado en el estadio Donbass Arena de Donetsk.