Público
Público

InterContinental, Expedia y Booking, acusados de fijar precios en Reino Unido

Habrían amenazado a otros hoteles más baratos con excluirles de sus páginas web

DAVID BOLLERO

El organismo de competencia británico, la Office of Fair Trading (OFT), ha dictaminado que los portales de viajes Expedia y Booking, así como la cadena de hoteles InterContinental, han infringido la ley de competencia al pactar los precios mínimos de las estancias entre octubre de 2007 y septiembre de 2010.

Según expone el organismo regulador, ambos portales de reservas habrían entrado en contacto por separado con la cadena hotelera, que habría limitado su capacidad para rebajar el precio de las habitaciones en régimen de sólo alojamiento. Asimismo y según ha desvelado la OFT, estos portales habrían presionado a otros hoteles para no ofrecer tarifas por debajo del mínimo pactado; de hacerlo, los establecimientos hoteleros eran amenazados con ser expulsados de las páginas web.

La investigación formal arrancó en septiembre de 2010, tras la denuncia de una pequeña agencia de viajes online a la que varias cadenas hoteleras habían impedido ofrecer descuentos en las tarifas.Expedia, cuyo portavoz insiste en que "seguimos comprometidos con dar a nuestros clientes la mejor opción posible", ha sido una de las primeras en admitir la conspiración y ya se encuentra colaborando con las autoridades, proporcionando información de sus competidores a cambio de rebajar la sanción impuesta.

Preguntadas por las políticas de precios con los hoteles en España, fuentes ligadas a Expedia en nuestro país rehusaron hacer declaraciones indicando que "tenemos orden expresa de no comentar nada y remitir directamente a la central de Estados Unidos". Mientras, desde Reino Unido su portavoz indica que "seguiremos velando por ofrecer los precios más competitivos de acuerdo al marco regulatorioactual".

Por su parte, desde InterContinental, que también segura estar cooperando en la investigación, manifiestan que "los acuerdos con las agencias de viaje se suscribieron de acuerdo a la ley y en consonancia con los planteamientos generalizados en el sector hotelero".

Con el objetivo de actuar lo más rápida y efectivamente posible, la OFT limitó la investigación a un reducido número de compañías, pero a la luz de los hallazgos no descarta ampliar el alcance de las pesquisas por considerar que se trata de "prácticas potencialmente muy extendidas en el sector". En este sentido, el director ejecutivo del organismo, Clive Maxwell, asegura que "queremos que las personas saquen el máximo partido de las compras online, aprovechando los mejores descuentos de quienes están dispuestos a compartir sus comisiones".

La noticia no llega en el mejor momento para el sector hostelero: a pesar de que el mercado de las agencias de viajes online en Reino Unido es el mayor de Europa -sólo en el año en el que arrancaron las investigaciones el volumen de negocio que movía superaba los 5.300 millones de libras (6.700 millones de euros) al año- la ocupación de los hoteles no es plena durante los JJOO.

Según los últimos datos publicados por la compañía especializada en el sector hotelero STR Global, la tasa de ocupación en Londres durante los dos primeros días de Juegos Olímpicos rondaría el 85%, con un promedio de 224,72 libras (287 euros) por habitación. Elizabeth Randall, directora general de STR Global, sale en defensa de las estadísticas, asegurando que "históricamente, ninguna ciudad que albergara unos JJOO ha conseguido colgar el cartel de completo.

Desde 1996, ninguna ciudad ha conseguido superar el 90% de ocupación". Sin embargo, la realidad que dibuja Angela Skelly, directora de la agencia hotelera Jac Travel es bien distinta, atribuyendo las habitaciones vacías a una sobrestimación de expectativas y destacando que "comparado con el mismo periodo del pasado año, las reservas de Londres son sustancialmente menores, mientras que las reservas para el resto de ciudades europeas han aumentado significativamente".