Público
Público

Fútbol LaLiga aprueba el acuerdo con el fondo CVC sin la participación del Real Madrid y el Barcelona

El fondo inyectará 2.700 millones de euros a los equipos de fútbol españoles a cambio del 11% de los ingresos de los negocios no audiovisuales de LaLiga y el 10,95% de los audiovisuales en los próximos 50 años. Los cuatro equipos que han votado en contra quedan fuera del pacto y no verán afectados sus derechos ni sus ingresos.

Liga
Fachada de la sede de la Liga Nacional de Fútbol Profesional. Chema Moya / EFE

LaLiga Impulso ya es una realidad. Los clubes de Primera y Segunda División han dado luz verde al acuerdo con el fondo internacional CVC por 38 votos a favor y cuatro en contra (Real Madrid, Barcelona y Athletic Club de Bilbao y un cuarto equipo, éste de segunda, que no ha querido constar), según informó el presidente de LaLiga, Javier Tebas, tras la Asamblea General Extraordinaria. El acuerdo nace con la firme oposición de los dos buques insignias del fútbol español, Real Madrid y Barcelona.

El fondo CVC inyectará 2.700 millones de euros a los equipos de fútbol españoles a cambio del 11% de los ingresos de los negocios no audiovisuales de LaLiga y el 10,95% de los audiovisuales en los próximos 50 años. Real Madrid, Barcelona, Athletic de Bilbao y el equipo de Segunda, que han votado en contra y por tanto no suscriben el acuerdo, no participarán del acuerdo. No recibirán nada de esos 2.700 millones de euros, pero tampoco verán afectados sus derechos ni sus ingresos. 

Para muchos clubes es la solución inmediata a los problemas económicos para poder inscribir a jugadores. De ahí que la denominada LaLiga Impulso haya salido adelante por abrumadora mayoría de 38 de los 42 clubes en la asamblea de LaLiga de este viernes.

"El acuerdo es fruto de diez meses, entre medias viviendo la Superliga y otros conflictos que lo han puesto en peligro", dijo Tebas, que criticó "el otro modelo de Liga que defienden los clubes que han votado en contra"

"El acuerdo es fruto de diez meses, entre medias viviendo la Superliga y otros conflictos que lo han puesto en peligro", dijo Tebas, que criticó "el otro modelo de Liga que defienden los clubes que han votado en contra". 

Ante la amenaza de acciones legales contra este acuerdo que ya habían anunciado Real Madrid y Barcelona, CVC se ha visto obligado a cambiar sus planes y a aceptar que los equipos que están en contra queden fuera del acuerdo. De los 2.700 millones que el fondo inyecta a los clubes, los 300 que le corresponderían al Real Madrid o al Barcelona se quedarían sin tocar, durante tres años, por si en algún momento quieren aceptarlos.

"Los clubes que han votado en contra se nota que están en clave Superliga porque no les interesa una Liga potente, que siga avanzando y en la que sus rivales se puedan reforzar", dijo Tebas, quien destacó el carácter "estratégico" del acuerdo "para revitalizar la competición y que los clubes sean cada vez más competitivos".

"La Liga es la gestora de los derechos audiovisuales de los clubes y nos hemos puesto de acuerdo con CVC para que crezcan el valor de los derechos. No están cediendo sus derechos y no es verdad cuando lo dicen. Si hacemos caso siempre a lo que dicen Real Madrid y Barcelona estamos mal informados", confesó.

"CVC, de los resultados que hagamos, se queda un porcentaje. No ceden nada. CVC no tiene ni un derecho de nada. La Liga tiene mecanismos para compensar esas cuestiones. CVC tiene participación en resultados de la explotación audiovisual de la Liga", añadió Tebas.

"La Liga sigue valiendo 25.000 mil millones de euros, eso no ha cambiado, pero ahora en vez de entregar 2.700 entregará eso menos lo que iba a coger Real Madrid o Barcelona, por lo que se quedará en unos 2.100", matizó Tebas, que destacó que esta "irrupción de dinero para hacer una Liga mas grande no favorece al modelo de liga que quiere hacer Florentino Pérez".

"El problema con el Real Madrid es cultural porque piensan que los grandes clubes tienen que jugar y mandar entre ellos", concluyó Tebas.