Público
Público

El Madrid se condena solo

Los blancos acaban pagando su clamorosa falta de puntería y empatan ante el Manchester City, con lo que pasan segundos de grupo. El árbitro se inventa un penalti con el que igualaron los ingleses y expulsó a Arbeloa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Seiscientos millones de euros para otro fracaso en Europa. La ingente inversión del jeque del Manchester City no ha servido nada más que para naufragar dos años seguidos en la Champions.

Sorprende que el Manchester City sea lider de la Premier inglesa. El Madrid no hizo el partido de su vida y eso le bastó para mostrar las terribles carencias de su adversario. Con todos los millones que tiene el jeque del City, ¿no es capaz de armar un equipo mejor o, al menos, de contratar un entrenador más capaz?

Con todo, entre el árbitro, la tímida reacción del City y la nula pegada de los blancos, condenaron al Real Madrid a un segundo puesto con el que pasan a octavos pero esperando a temibles equipos para los octavos de final.

El Real Madrid no hizo una primera mitad perfecta pero si correcta y fue claramente superior. Ante un City absolutamente inoperante le bastó con su sobriedad en ataque y defensa para irse con ventaja al descanso.

Incluso perdonó una sonrojante goleada. Khedira falló tres claras y Ronaldo, pitado y odiado a partes iguales por los citizens por su pasado red devil -los eternos vecinos y enemigos- marró un gol cantado ante Hart.

Benzema sí que hizo su trabajo y ya se había encargado antes de perforar la portería local. Di María le puso un centro exquisito al corazón del área y el francés, acostumbrado a ser delicado con el balón, colocó el cuero con el interior a bocajarro ante la pasividad de la defensa.

No había una jugada en la que los defensas del City no acabaran sentados ante un regate o tropezando

Lo de la retaguardia del Manchester City es otra historia. Daría para un libro casi. Maicon, Zabaleta y sobre todo Kompany todavían deben andar a estas horas echos un lío. No había una jugada en la que no acabaran sentados ante un regate o tropezando. El pánico y el pavor se apodera del aficionado local cuando el balón lo tiene su defensa. El estadio enmudece pareciendo esperar qué zaguero la pifia.

En ataque tampoco fue una maravilla. Absolutamente nulos en la creación de juego, pese a jugadores de la clase de Nasri o Silva. El canario, como en el partido de ida en el Bernabéu, volvió a ser la única luz en la oscuridad del City.

Apenas tuvieron los citizens media ocasión en el primer acto. Un errático disparo raso de Maicon en el área tras una pared que se perdió a la derecha de Casillas. El portero blanco apenas se tuvo que lucir.

Tras el descanso sólo cambió una cosa, que a la postre sería definitiva. El Madrid perdió el centro del campo y el balón y ahí, entre los errores propios y los del árbitro, se le fue la victoria. 

Al City le bastó con dar un paso adelante y con Javi García cubriendo la retaguardia para instalar el miedo en los blancos. Casillas salvaba un gol de Agüero in extremis a los veinte minutos y cinco después el árbitro se inventó un penalti de Arbeloa al argentino, que acabó con expulsión del defensa. Lo transformó el exatlético que, aunque ha cambiado de equipo sigue sin ganar al Real Madrid.

Con diez, Mourinho ya no buscó más que defender el punto en Manchester e intentar algo en algún contraataque esporádico, y el City buscó sin éxito un gol que le dejara algo de aliento, de vida inmerecida en la última jornada. La suerte no se apiadó de Mancini, que miraba impertérrito al infinito 'saboreando' un nuevo fracaso europeo, sabedor de que una soga penderá de su cuello probablemente a final de temporada.

1 - Manchester City: Hart; Maicon, Kompany, Nastasic, Kolarov (Javi García, m.46); Zabaleta, Touré, Nasri (Tévez, m.60), Silva; Dzeko y Agüero (Milner, m.88).

1 - Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Coentrao; Khedira, Xabi Alonso; Modric (Callejón, m.68), Di María (Albiol, m.89), Cristiano Ronaldo; y Benzema (Varane, m.75).

Goles: 0-1, m.10: Benzema. 1-2, m.73: Agüero de penalti.

Árbitro: Gianluca Rocchi (ITA). Amonestó a Touré (29), Maicon (40), Nasri (52), Zabaleta (58) y Javi García (93) por el Manchester City, y a Xabi Alonso (48) y Sergio Ramos (61) por el Real Madrid. Expulsó a Arbeloa por doble cartulina amarilla (32 y 73).

Incidencias: encuentro correspondiente a la quinta jornada de la fase de grupos de Liga de Campeones, disputado en el Etihad Stadium ante 47.800 espectadores.