Público
Público

Real Madrid y Barça, dos semanas para decidir una temporada

Las semifinales de Champions, con el clásico que puede rematar la Liga en medio, elevan al máximo la importancia de estos días que se avecinan

JORGE YUSTA

Poco más de un mes resta para que la temporada 2011/12 baje el telón y se comience a pensar en la Eurocopa. Pero hasta entonces, Real Madrid y Barcelona afrontar quince días fundamentales de cara a sus aspiraciones tanto en la Liga como en la Champions. Más adelante quedaría para los azulgranas la fiesta de la final de Copa que disputará contra el Athletic de Bilbao el 25 de mayo en el Vicente Calderón.

Pero los antojos del calendario han deparado que los dos grandes del fútbol español se jueguen las castañas en dos semanas de auténtico infarto. Dos semanas que van a medir en gran medida el éxito o el fracaso de la campaña y que van a medir con qué fuerzas llegan ambos al tramo final de curso.

Y es que entre esta semana y la que viene blancos y azulgranas tendrán que disputar las eliminatorias de semifinales de la Liga de Campeones, que de salir airosos les citaría en la gran final de Múnich del 19 de mayo. Y entre medias ni más ni menos que el clásico del Camp Nou.

Para empezar, los de Mourinho ya se encuentran precisamente en la capital bávara para toparse con el anfitrión de la finalísima europea, el Bayern. Mañana el Allianz Arena decidirá el primer choque de semifinales entre dos viejos conocidos del continente. Un partido con un ambiente radicalmente en contra, con un Bayern volcado en alcanzar la final, y en el que el equipo madridista tendrá que realizar un esfuerzo físico considerable para volver al Santiago Bernabéu con un resultado satisfactorio.

El miércoles llegará el turno de los culés, que viajan a Londres para volverse a encontrar con el Chelsea. El desplazamiento es cómodo, no tanto así el encuentro. Los ingleses intentarán invertir las apuestas y asestar el primer gol en su casa.

Pero es que sin respiro, el sábado a las 20 horas llega el clásico, que puede terminar por decidir la Liga. El Real Madrid cuenta con el margen de los cuatro puntos de ventaja pero con los últimos precedentes totalmente en contra. Si los de Guardiola se imponen, los blancos seguirán líderes pero su ventaja se vería reducida a un punto, lo que elevaría la presión al máximo en las últimas cuatro jornadas. Si se da un empate, no variaría la diferencia. Pero si los de Mourinho ganan en el Camp Nou asestarían el golpe casi definitivo a la Liga alejándose a siete puntos.

Tras el partido de la Ciudad Condal, estaría a la vuelta de la esquina la vuelta de las semifinales de la Champions. El Barça, por lo menos, no se tendría que mover y recibirá a los ‘blues' el martes 24 y el Real Madrid al Bayern el día siguiente. De dejar en la cuneta a alemanes e ingleses, blancos y azulgranas protagonizarían una final histórica. Además, para el Madrid supondría optar a conquistar la Décima después de diez años y para el Barça repetir final y poder reconquistar el título logrado el año pasado ante el Manchester. Pero ese cantar se puede apartar hasta el 19 de mayo.

Porque una vez conocido el desenlace en la Champions, la Liga volvería con fuerza y con las consecuencias del clásico. El fin de semana del 28-29 de abril los de Mourinho reciben la incómoda visita de un Sevilla que quiere arañar sus últimos cartuchos para estar el año que viene en la Liga Europa y los culés tendrán que jugar en Vallecas ante un Rayo que pondrá todas las dificultades del mundo.

En definitiva, dos semanas esperan por delante que decidirán gran parte de la temporada para unos clubes diseñados para ganarlo todo. Dos clubes que no pueden permitirse el lujo de terminar una temporada sin ganar un título.