Público
Público

River Plate gana a Boca Juniors y se proclama campeón de la Copa Libertadores 

Un gol del colombiano Juan Fernando Quintero, de fantástico disparo desde el borde del área, en el minuto 109 de la prórroga, y otro de Gonzalo Martínez, en el último minuto (120) dieron la victoria y el título de campeón a River Plate. Sin incidentes destacables tanto en el interior como en el exterior del estadio. 

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

Los jugadores de River Plate celebran su victoria ante Boca Juniors en el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores que ambos equipos han jugado esta noche en el estadio Santiago Bernabeu de Madrid, y que terminó con la victoria de River Plate por 2-1. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Un gol del colombiano Juan Fernando Quintero, de fantástico disparo desde el borde del área, en el minuto 109 de la prórroga, y otro de Gonzalo Martínez, en el último minuto (120) dieron la victoria y el título de campeón de la Copa Libertadores al River Plate, que derrotó este domingo (3-1) al Boca Juniors en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid.

Los dos equipos empataron (1-1) al término de los noventa minutos, en los que se adelantó en el marcador Boca Juniors por mediación de Dario Benedetto, quien al filo del descanso, en el minuto 44, recibió un pase en profundidad de su compañero Nahitan Nández y definió con calidad ante Franco Armani para anotar el 0-1.

En la segunda parte, en el minuto 68, Lucas Pratto empató para River. Nacho Fernández realizó una bonita pared con Exequiel Palacios y centró al área para que Pratto definiese con calidad (1-1).

Boca Juniors afrontó la prórroga, desde el minuto 92, con diez jugadores, por la expulsión del colombiano Wilmar Barrios, que vio la segunda cartulina amarilla por una dura entrada. En el minuto 109 Quintero firmó un golazo (2-1) y en el 120 Gonzalo Martínez cerró el resultado (3-1) y le dio el título a River Plate.

Boca terminó el partido con nueve jugadores por la lesión de Fernando Gago en los últimos minutos, con todos los cambios ya efectuados.

Sin incidentes

La final ha finalizado sin incidentes en el interior y el exterior del estadio Santiago Bernabéu, como ha destacado la Policía Nacional. Tras la victoria del River han sido los aficionados del Boca los que han abandonado en primer lugar el estadio, tal y como estaba previsto.

Los seguidores de los campeones han esperado a la entrega del trofeo y se desplazarán a Sol, donde se espera que celebren el triunfo con los jugadores.

Los agentes han destacado minutos después de concluir el encuentro el buen ambiente en el que se ha desarrollado la final, en la que no se han registrado incidentes. "De hecho ha sido más normal que otros partidos de este tipo", han asegurado.

Antes de dar comienzo a la final de la Copa Libertadores, los autobuses con los jugadores han llegado "sin ningún incidente" al estadio, escoltados en todo momento por la Policía, mientras que los seguidores entraban a las gradas también con "normalidad", según las mismas fuentes.

Para acceder al estadio, los agentes han vigilado que no se entrara portando armas, bengalas, petardos o explosivos. También estaba prohibido incurrir en "conductas violentas, racistas, xenófobas o intolerantes" y acceder bajo los efectos de alcohol o drogas.

En los prolegómenos del partido, efectivos sanitarios han tenido que asistir a varios aficionados de ambos equipos que han sufrido contusiones fortuitas y a un hombre español de 68 años, que ha sufrido una parada cardiorrespiratoria cuando se dirigía con un amigo al Santiago Bernabéu.