Público
Público

La selección femenina de EEUU recibirá el mismo salario que la masculina

Las jugadoras percibirán 24 millones de dólares como indemnización tras un "acuerdo histórico" que pone fin a su larga lucha por equiparar los sueldos en ambas formaciones.

Las jugadoras de la selección femenina de fútbol de EEUU se abrazan tras marcar un gol en su enfrentamiento contra la selección de Corea del Sur, en el Estadio Allianz, en St Paul, Minnesota, el pasado octubre. David Berding/Getty Images/AFP
Las jugadoras de la selección femenina de fútbol de EEUU se abrazan tras marcar un gol en su enfrentamiento contra la selección de Corea del Sur, en el Estadio Allianz, en St Paul, Minnesota, el pasado octubre. David Berding/Getty Images / AFP

La Federación de Fútbol de Estados Unidos y la selección femenina del país han cerrado este martes su disputa por discriminación salarial con un acuerdo por el que las jugadoras recibirán 24 millones de dólares como indemnización y tendrán el mismo sueldo que el combinado masculino, en "acuerdo histórico" que pone así fin a su larga lucha por equiparar los sueldos en ambas formaciones.

El equipo femenino lleva en negociaciones para igualar los sueldos desde el año 2016, después de que las cifras repartidas en los últimos Mundiales hayan sido muy desiguales, según la prensa estadounidense. La selección masculina cayó eliminada en octavos en Brasil 2014 e ingresó casi cuatro veces más que la femenina, que fue campeona del mundo en Francia 2019. 

En un comunicado conjunto, la Federación y las jugadoras señalaron que trabajarán "orgullosamente" y de la mano para "avanzar en la igualdad" en el mundo del fútbol.

Medios estadounidenses como ESPN detallaron que las jugadoras de la selección se repartirán 22 millones y apuntaron que la Federación abonará 2 millones más, que serán para ayudar a las jugadoras una vez que se hayan retirado del deporte profesional y también para iniciativas benéficas relacionadas con la igualdad en el fútbol.

La Federación también se ha comprometido a que los integrantes de sus equipos femenino y masculino cobren lo mismo tanto en amistosos como en torneos oficiales.

"¡Cuando nosotras ganamos, todo el mundo gana!", escribió en Twitter Megan Rapinoe, emblema de la selección femenina y un icono de la lucha por la igualdad en el deporte estadounidense.

Posteriormente, Rapinoe participó esta mañana en el programa televisivo Good Morning America junto a su compañera y también estrella del fútbol Alex Morgan, otra de las caras visibles de la selección femenina en esta batalla.

"Este es un paso adelante monumental para sentirnos valoradas y respetadas y para arreglar nuestra relación con la Federación", dijo Morgan.

Rapinoe y Morgan estuvieron acompañadas en Good Morning America por la presidenta de la Federación, Cindy Parlow Cone.

Esta disputa comenzó en 2016 con una queja que cinco jugadoras de la selección presentaron ante la Comisión de Oportunidades e Igualdad en el Empleo de EEUU (EEOC) por discriminación salarial. Esas cinco futbolistas que dieron un paso al frente fueron Megan Rapinoe, Alex Morgan, Carli Lloyd, Becky Sauerbrunn y Hope Solo.

Tres años más tarde, 28 jugadoras de la selección estadounidense denunciaron a la Federación por los mismos motivos en una corte federal de California (EEUU).

La selección femenina de fútbol de EEUU es una gran potencia internacional y ha ganado cuatro Mundiales (1991, 1999, 2015 y 2019), unos éxitos que dejan muy atrás a un combinado masculino estadounidense que ni siquiera se clasificó para el último Mundial (Rusia 2018).