Público
Público

Resultados BBVA gana 1.305 millones en 2020, un 62,9% menos, y anuncia dividendo y recompra de acciones

El banco, que abonará 0,059 euros en abril e iniciará recompra de acciones del 10% en el tercer trimestre, espera volver a su política de 'pay out' del 35%-40% con otras dos distribuciones en octubre y abril de 2022

El logo del BBVA en su sede en Madrid, el edificio conocido como 'Veleta'. REUTERS/Juan Medina
El logo del BBVA en su sede en Madrid, el edificio conocido como 'Veleta'. Juan Medina / REUTERS

Agencias

El grupo BBVA cerró 2020 con un beneficio de 1.305 millones de euros, lo que supone un descenso del 62,9% respecto a un año antes, tras extraodinarios derivados del ajuste negativo de 2.084 millones de euros por el fondo de comercio de Estados Unidos, realizado en el primer trimestre de 2020, y las plusvalías netas de 304 millones de euros por la venta del negocio de seguros de no vida en España a Allianz, contabilizadas en el cuarto trimestre.

La entidad prevé además la vuelta al dividendo y una recompra de acciones del 10%, según ha informado la entidad este viernes. Así, con cargo a 2020, el banco pagará 5,9 céntimos de euro por acción y, respecto al ejercicio 2021, espera retomar su política de dividendos del 35%-40% de payout.

Asimismo, ha comunicado que BBVA tiene intención de iniciar un programa de recompra de acciones representativas del 10% de su capital social, una vez se cierre la venta de la filial en Estados Unidos, prevista para este verano. La recompra consumiría en torno a 3.000 millones de euros, mientras que el banco cuenta con un exceso de unos 8.000 millones por las plusvalías de la venta de la mencionada filial.

"En 2020, hemos alcanzado unos resultados excelentes en un año especialmente complejo. Además, hemos anunciado una transacción histórica para BBVA: la venta de nuestra filial en Estados Unidos. Una operación que nos sitúa en una posición de fortaleza inigualable en el sector y permite aumentar la remuneración a nuestros accionistas. En BBVA encaramos 2021 con el mismo compromiso ante los clientes y la sociedad que hemos tenido en 2020 y, gracias a nuestra gran fortaleza, les continuaremos apoyando mientras dure la pandemia y también en la fase de recuperación", ha destacado el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila.

En España, el BBVA obtuvo un beneficio neto de 606 millones de euros en 2020, que fueron un 56,3 % inferiores a los logrados en 2019 por las provisiones dotadas para afrontar el impacto del coronavirus. Estos resultados representan también algo menos de la mitad de las ganancias globales del Grupo.

La inversión crediticia (crédito a la clientela no dudoso) creció un 0,8 % en 2020, hasta 165.511 millones de euros, ya que la reducción del 4,2 % registrada por los préstamos hipotecarios y a instituciones se compensó con un crecimiento del 11,2 % del negocio minorista (+11,2 %), de pymes (+6,5 %) y de banca corporativa y de inversión (+3,3 %).

Estas líneas de negocio se beneficiaron de las líneas garantizadas por el Instituto de Crédito Oficial (en adelante ICO), explica el banco.

La calidad de esta cartera crediticia se mantuvo en el 4,3 %, cerca del 4,4 % anterior, con una cobertura para insolvencias del 67 %, mejor que el 60 % del año anterior.

Los depósitos de clientes crecieron casi un 13 % hasta 205.809 millones, en parte gracias a una mayor tendencia al ahorro, tanto de empresas como de clientes particulares, que logró compensar el recorte del 5,1 % registrado por los recursos gestionados fuera de balance, debido al comportamiento de los mercados, explica la entidad.

Respecto a los principales márgenes de la cuenta anual de España, el de intereses -que incluye casi todos los ingresos- bajó un 0,4 % hasta 3.553 millones, debido" al entorno de tipos a la baja y al cambio en la composición de la cartera de financiación a empresas, de corto a largo plazo".

Las comisiones netas crecieron casi un 3 % interanual, "muy apoyadas en las comisiones de gestión de activos y a las generadas por las operaciones de banca corporativa", que compensan "las exenciones en algunos productos en los peores momentos de la pandemia".

Esto condujo a un margen bruto de 5.554 millones, un 1,8 % menos, en tanto que una vez restados los gastos de explotación, de unos 3.000 millones, se tradujo en un margen bruto positivo, de 2.515 millones, un 4,5 % más.

Asimismo, la línea de otros ingresos y cargas de explotación compara negativamente con el año anterior (-74,2 %), debido a las mayores aportaciones al Fondo Único de Resolución y al Fondo de Garantía de Depósitos y a la menor contribución del negocio de seguros, explica el banco.

También destaca la aportación de la venta a Allianz el pasado diciembre de "la mitad más una" de las acciones de la sociedad constituida para desarrollar conjuntamente el negocio de seguros de no vida, excluido el ramo de salud.

Así, el ratio de eficiencia de la entidad se situó en el 54,7 %, frente al 57,5 % registrado en 2019.

El deterioro de los activos financieros aumentó en 1.029 millones de euros en comparación con 2019, debido fundamentalmente al impacto negativo registrado principalmente en el primer trimestre de 2020, del deterioro en el escenario macroeconómico por el COVID-19, que incorpora provisiones crediticias para los sectores más afectados.

Más noticias de Economía