Público
Público

Emeregencia por el coronavirus El BCE amplía en 600.000 millones su programa de compra de deuda, hasta 1,35 billones de euros

El banco central revisa drásticamente a la baja su previsión de PIB para la Eurozona, al 8,7% en 2020, y espera un repunte parcial del 5,2% el próximo año y de 3,3% en 2022.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno de la entidad, en Fráncfort. REUTERS/Kai Pfaffenbach
La presidenta del BCE, Christine Lagarde, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno de la entidad, en Fráncfort. REUTERS/Kai Pfaffenbach

Balazs Koranyi y Francesco Canepa/reuters

El Banco Central Europeo (BCE) anunció el jueves una expansión mayor a la prevista de su plan de estímulos para ayudar a sostener la economía del bloque, que sufre su peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial después de haber quedado virtualmente paralizada por la pandemia del coronavirus.

Apenas dos meses después de lanzar una serie de medidas de soporte, el BCE incrementó los volúmenes de compras de bonos por la emergencia (PEPP por sus siglas en inglés) en 600.000 millones de euros a 1,35 billones de euros, e indicó que estas operaciones estarían vigentes hasta junio del 2021, seis meses más de lo anticipado originalmente.

El banco central también dijo que reinvertirá los ingresos por las compras de emergencia por la pandemia al menos hasta finales del 2022.

La presidenta del banco central, Christine Lagarde, debía abordar las especulaciones de que el organismo seguiría los pasos de la Reserva Federal estadounidense en la compra de bonos sin grado de inversión o especulativos, pero el jueves dijo que esta alternativa ni siquiera fue discutida por las autoridades.

El anuncio, que se produjo justo después de que el Tribunal Constitucional de Alemania determinase que el BCE se había excedido en su mandato al continuar con los programas de compras de activos, provocó una fuerte alza del euro y de los mercados de deuda.

"Las medidas de hoy son otro reflejo de que el BCE quiere indicar que está totalmente dispuesto a hacer todo lo necesario para ayudar al área del euro a sobrevivir en una pieza la crisis del coronavirus. El BCE hará su parte y espera que los gobiernos hagan la suya", dijeron analistas de la firma Nordea.

Escenario negativo

El banco central revisó drásticamente a la baja su escenario central para el producto interior bruto (PIB) de la zona euro al proyectar una contracción del 8,7% en 2020, desde el crecimiento modesto de 0,8% pronosticado en marzo.

El organismo espera un repunte parcial del crecimiento al 5,2% el próximo año y de 3,3% en 2022, pero en la rueda de prensa Lagarde advirtió que las señales de mejora aún eran "débiles" y que los riesgos de las proyecciones estaban inclinados a la baja.

"La economía del área del euro está experimentando una contracción sin precedentes. Ha habido una abrupta caída de la actividad económica como resultado de la pandemia del coronavirus y de las medidas adoptadas para contenerla", sostuvo.

A medida que la crisis se agudiza y se extiende por más tiempo de lo esperado, los gobiernos están inflando sus déficit a niveles récord al proveer cuantiosas ayudas fiscales para mitigar el golpe de la pandemia, generando una carga mayor sobre el BCE a fin de que absorba esa nueva deuda y mantenga razonables los costos del crédito.

Lagarde dio la bienvenida a "la ambiciosa" propuesta de la Comisión Europea de un presupuesto de 1,1 billones de euros para el bloque en 2021-2027, que contiene un fondo adicional de recuperación de 750.000 millones de euros.

La acaudalada Alemania, que puede tomar prestado a tasas negativas por hasta 20 años, reveló por separado un paquete de estímulo de 130.000 millones de euros (145.850 millones de dólares) tarde el miércoles.

La decisión del jueves dejó además sin cambios el tipo de depósitos bancarios del BCE en el -0,5%, un mínimo histórico, mientras que el tipo principal de refinanciación se quedó en el 0,0%. En tanto, el programa habitual de compras de deuda de la entidad continuará hasta finales de este año por un monto total de 1,1 billones de euros. 

Más noticias de Economía