Público
Público

El BCE dice que "Europa sufre una recesión  sin precedentes" y avisa que "la velocidad de la recuperación es incierta"

El banco central de la Eurozona, que calcula que el PIB puede hundirse hasta un 12% en 2020, mantiene bajo mínimos los tipos de interés y ofrece préstamos más barato a los bancos.

Vista del rascacielos donde tiene su sede el Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort. REUTERS/Kai Pfaffenbach
Vista del rascacielos donde tiene su sede el Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort. REUTERS/Kai Pfaffenbach

AGENCIAS

La pandemia del coronavirus ha provocado en la Eurozona "una recesión de una magnitud sin precedentes en tiempos de paz", que probablemente se agudizará antes de poder iniciar una recuperación, según ha señalado este jueves la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde.

En una rueda de prensa posterior a la reunión telemática del Consejo de Gobierno del BCE, Lagarde ha apuntado que el PIB del conjunto de los países del euro "podría caer entre un 5% y un 12% este año, dependiendo de la duración de las medidas de contención y las políticas para mitigar las consecuencias". Y ha avisado: "La velocidad de la recuperación es incierta".

 Lagarde considera que las medidas anunciadas por el BCE, incluyendo los términos más favorables para las operaciones de  liquidez (préstamos a largo plazo, conocidos como TLTRO III) y las medidas de flexibilización de garantías, deberían alentar a los bancos a otorgar préstamos a todas las entidades del sector privado y, junto con las medidas de apoyo crediticio adoptadas por los gobiernos nacionales y las instituciones europeas, respaldar el acceso continuo a la financiación incluso para los más afectados por las ramificaciones de la pandemia de coronavirus.

En el caso de las políticas fiscales, la presidenta del BCE ha señalado que es crucial una postura fiscal ambiciosa y coordinada, en vista de la fuerte contracción en la economía de la zona del euro y ha recomendado que las medidas tomadas deben ser lo más específicas posibles y de naturaleza temporal en respuesta a la emergencia.

"Agradecemos la aprobación por parte del Consejo Europeo del acuerdo del Eurogrupo sobre las tres redes de seguridad para trabajadores, empresas y emisores soberanos, que asciende a un paquete de 540.000 millones", ha declarado Lagarde, quien, en nombre del Consejo del BCE, ha instado a que se realicen más esfuerzos para preparar y apoyar la recuperación.

"A este respecto, damos la bienvenida al acuerdo del Consejo Europeo de trabajar para establecer un fondo de recuperación dedicado a hacer frente a esta crisis sin precedentes", ha indicado.

Mantiene los tipos y los estímulos monetarios

En su reunión mensual de este jueves, el BCE ha decidido mantener los tipos de interés y los estímulos monetarios, pero va a dar a los bancos más liquidez y en mejores condiciones para que puedan prestar a las empresas y hogares.

El banco central de la Eurozona ha dejado inalterados los tipos en el 0% y la facilidad de depósito en el -0,50%, porcentaje que seguirá cobrando a los bancos por el exceso de reservas a un día. También mantiene la facilidad de crédito, la tasa que les cobra por prestarles a un día, en el 0,25%.

Junto a ello, ha aprobado una nueva serie de siete operaciones de liquidez a largo plazo de emergencia por la pandemia de coronavirus para apoyar las condiciones de liquidez.

Estas nuevas operaciones de liquidez comenzarán en mayo de este año y vencerán entre junio y septiembre de 2021, y serán conducidas a un tipo de interés fijo de 25 puntos por debajo de los tipos de interés actuales, que están al 0%, y con adjudicación plena, por lo que el BCE dará a los bancos toda la liquidez que necesiten. El BCE va a prestar a los bancos en las operaciones de refinanciación a largo plazo que ya tenía al -0,50% desde junio de 2020 y hasta junio de 2021, pero si los bancos prestan mucho les dará los créditos al -1%.

Al mismo tiempo, el instituto emisor ha abierto la puerta a las compras ilimitadas de activos. Así, el BCE ha subrayado que está "plenamente preparado" para incrementar el tamaño de su programa de compra de activos contra la pandemia del Covid-19 (PEPP), actualmente situado en 750.000 millones de euros, "cuánto sea necesario", así como extenderlo en el tiempo lo que considere adecuado.

La entidad espera que las compras de deuda finalicen poco antes de que comience a subir los tipos de interés oficiales.

Asimismo, prevé seguir reinvirtiendo íntegramente el principal de los bonos adquiridos que vayan venciendo durante un período prolongado tras la fecha en la que comience a subir los tipos de interés.

Más noticias de Economía