Público
Público

El BCE no aplicará límites a su programa de compra de deuda para combatir el coronavirus

La entidad no estará sujeta a las restricciones de sus otros programas de adquisición de activos, que limitan la cantidad de cada emisión de deuda que puede comprar en los mercados.

Un monitor de televisión en el patio de negociación de la Bolsa de Fráncfort, en el que se ve una de las ruedas de prensa de la presidenta del BCE, Christine Lagarde, tras la reunión del Consejo de Gobierno de la entidad. REUTERS/Ralph Orlowski
Un monitor de televisión en el patio de negociación de la Bolsa de Fráncfort, en el que se ve una de las ruedas de prensa de la presidenta del BCE, Christine Lagarde, tras la reunión del Consejo de Gobierno de la entidad. REUTERS/Ralph Orlowski

agencias

El Banco Central Europeo (BCE) no aplicará sus propios límites de compra a su plan de adquisición de bonos por valor de 750.000 millones de euros (818.000 millones de dólares) para combatir la crisis del coronavirus, abriéndose así a nuevas impugnaciones por vía judicial.

Las compras de deuda soberana están limitadas al 33% de la de cada país miembro de la UE, pero el BCE ha resuelto que bajo el Programa de Compras de Emergencia para Pandemias (PEPP, por sus siglas en inglés), de carácter temporal, estas restricciones no se aplicarán, lo que en la práctica deja las manos libres a la autoridad monetaria de la Eurozona para implementar sus compras.

En una decisión del Consejo de Gobierno del BCE, publicada por el Diario Oficial de la Unión Europea, el banco central declara que "para garantizar la eficacia" del PEPP no se aplicarán las limitaciones sobre tenencias consolidadas aplicadas a sus anteriores programas de compra de deuda. De ese modo, la entidad no estará sujeta a las restricciones de sus otros programas de adquisición de activos.

Esta decisión puede enfrentar al BCE a un nuevo desafío, ya que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea puso el foco específicamente sobre estos límites en un fallo de finales de 2018, cuando argumentó que la institución ahora presidida por Christine Lagarde no estaba violando entonces una prohibición a la financiación monetaria.

"El BCE se enfrenta a riesgos legales y a una reacción política en el futuro, pero esta decisión histórica es coherente con el anuncio inicial del PEPP, que incluye el compromiso del BCE de revisar sus límites autoimpuestos", dijo el estratega de gestión de activos de Pictet, Frederik Ducrozet.

Toda vez que el BCE señaló en una decisión de emergencia adoptada el 18 de marzo que "considerará" revisar dichos límites, el texto legal conocido el jueves es la primera indicación de que estos ya han sido eliminados.

Los críticos de Alemania, que todavía tienen un caso pendiente en el Tribunal Constitucional del país, han llevado al BCE a los tribunales en varias ocasiones por la compra de bonos, argumentando que el BCE ha excedido sus atribuciones con la compra de más de 2,6 billones de euros de deuda desde 2015.

El BCE también ha dicho que comprará deuda con vencimientos tan cortos como de 70 días, comparado con los de un año de compras anteriores.