Público
Público

El BCE suaviza los requerimientos de capital para los bancos por la pandemia del coronavirus

La UE pospone a 2021 las prueba de estrés para que la banca pueda centrarse en sus negocios y en sus clientes durante la pandemia.

El logo del BCE a la entrada de su sede en Fráncfort. REUTERS/Kai Pfaffenbach
El logo del BCE a la entrada de su sede en Fráncfort. REUTERS/Kai Pfaffenbach

AGENCIAS

El Banco Central Europeo (BCE) decidió este jueves bajar las exigencias de capital para los bancos de la zona del euro y les permitirá que operen temporalmente por debajo de sus actuales requerimientos de capital. Además, el BCE informó de que va a permitir a los bancos usar las reservas de liquidez para afrontar la crisis por la pandemia del coronavirus.

En concreto, los supervisores han autorizado a las entidades bancarias a utilizar instrumentos de capital que no califican como CET1, como aquellos instrumentos de Tier 1 adicional o Tier 2, para cumplir con los requerimientos del Pilar 2. Igualmente, la autoridad monetaria permitirá a los bancos operar de forma temporal por debajo de los niveles de capital definidos en el Pilar 2, el colchón de conservación de capital (CCB, por sus siglas en inglés) y el ratio de cobertura de liquidez (LCR).

"El BCE considera que estas medidas temporales serán mejoradas con la relajación apropiada del colchón de capital anticíclico (CCyB) por parte de las autoridades macroprudenciales nacionales", ha apostillado el organismo.

El banco avisa a los bancos de que deben usar estas medidas para apoyar a la economía y no para repartir dividendos o mejorar los bonus

"El coronavirus está demostrando ser un shock significativo para nuestras economías. Los bancos necesitan estar en una posición de seguir financiando a los hogares y las empresas que experimentan dificultades temporales. Las medidas de supervisión acordadas hoy están dirigidas a apoyar que los bancos sirvan a la economía y a atajar los desafíos operativos", ha explicado el presidente del Consejo de Supervisión del BCE, Andrea Enria.

El instituto emisor considera que estas medidas "proporcionan un alivio de capital significativo para los bancos en apoyo de la economía". "Esperamos que los bancos usen estos efectos positivos procedentes de estas medidas para apoyar a la economía y no para incrementar las distribuciones de dividendos o la retribución variable", ha alertado el BCE.

Por otro lado, los supervisores han explicado que están dialogando con la banca sobre medidas individuales, como aplazar inspecciones presenciales o extender las fechas límite para implementar las recomendaciones procedentes de inspecciones ya realizadas.

Pruedas de estrés

Por su parte, el organismo de supervisión bancaria de la Unión Europea anunció que ha pospuesto hasta el año próximo la prueba de estrés de este año a las entidades crediticias para que los bancos puedan centrarse en sus negocios durante la pandemia del coronavirus.

La Autoridad Bancaria Europea (ABE, más conocida por sus siglas en inglés EBA) dijo que el aplazamiento de la prueba de estrés permitirá a los bancos priorizar la continuidad de las operaciones básicas, incluyendo el apoyo a los clientes. La ABE, con sede en París dijo que los reguladores bancarios nacionales podrían hacer "pleno uso" de la flexibilidad que tienen en las normas para apoyar al sector bancario.

Las visitas no esenciales de los supervisores a los bancos también podrían posponerse y las fechas límite para la presentación de algunos datos a los reguladores podrían retrasarse, dijo la ABE.

Algunas de las reservas de capital de los bancos han sido diseñadas para ser utilizadas durante una crisis a fin de garantizar la continuidad de los préstamos a la economía, dijo.

Las entidades de crédito también deben ser prudentes a la hora de decidir sobre los dividendos y los bonus a sus ejecutivos, según el organismo de control. También había "flexibilidad" en la aplicación de las directrices de la ABE para las tasas de morosidad.

Más noticias de Economía