Público
Público

El beneficio del gestor de la Bolsa española baja un 9,9% en 2019

BME elude pronunciarse sobre la OPA de la suiza Six para garantizar la neutralidad y rehúsa hacer comentarios sobre la política de dividendos a la espera del resultado de la oferta.

El logo de la sociedad Bolsas y Mercados Españoles (BME) en el patio de negociación de la Bolsa de Madrid. EFE/J.P. Gandul
El logo de la sociedad Bolsas y Mercados Españoles (BME) en el patio de negociación de la Bolsa de Madrid. EFE/J.P. Gandul

AGENCIAS

Bolsas y Mercados Españoles (BME), el gestor de la Bolsa españoles, obtuvo un beneficio neto de 122,8 millones de euros el año pasado, lo que supone un descenso del 9,9% respecto al ejercicio anterior, según informó este viernes la sociedad.

Su evolución se produce después de que los ingresos netos se redujesen un 6,2% en el ejercicio, hasta quedar situados en 285,4 millones de euros, en un ejercicio de fuerte volatilidad en los mercados.

Los costes operativos se situaron a su vez en 115,5 millones de euros, con un retroceso del 2,2%, y el beneficio operativo (Ebitda) ascendió a 169,9 millones, un 8,7% menos.

A pesar de la dinámica del resultado e ingresos, BME subrayó que su rentabilidad sobre recursos propios (ROE) "se mantiene por encima de sus comparables", aunque descendió del 33,1 al 31,7%. Según detalló, la tasa de rentabilidad se sitúa 13,6 puntos porcentuales "mejor que el valor medio del sector" mientras que la ratio de ingresos no ligados a volúmenes se situó en el 126%.

En la rueda de prensa de presentación de resultados, el consejero delegado de Bolsas y Mercados Españoles (BME), Javier Hernani, ha pedido no tratar específicamente ni que se realice pregunta alguna respecto a la Oferta Pública de Adquisición (OPA) de acciones formulada por el grupo suizo Six sobre el operador español.

"En tanto en cuanto no se haya autorizado la operación y los accionistas hayan podido decidir si acuden a la oferta, resulta prudente y conveniente que en esta presentación no se trate específicamente (ni se haga pregunta alguna) respecto a la oferta de Six", ha subrayado Hernani.

Tampoco ha hecho alusión ni ha permitido ser cuestionado sobre otra posible operación corporativa que pueda ser competidora o incompatible respecto de la oferta de Six, como podría ser la de Euronext, que continúa manteniendo su interés por BME después de haber reconocido conversaciones preliminares desde hace ya más de tres meses.

Del mismo modo, no ha querido tratar la posible estrategia futura que pueda adoptar el grupo BME, particularmente la referida a la política de dividendos, en la medida en que la misma estará sujeta, como es lógico, a lo que pueda resultar de la OPA de Six, en caso de que resultase exitosa.

Eventuales indemnizaciones tras la opa

El consejero delegado de (BME, Javier Hernani, que asumió nuevas funciones ejecutivas el pasado mes de abril cuando el presidente, Antonio Zoido, se las cedió, tendría derecho a percibir una indemnización de unos 2 millones de euros si tras la opa de Six sobre el operador español fuera despedido.

Hernani es el único miembro del órgano de administración de BME que cuenta con una cláusula de garantía o blindaje para el caso en que sea despedido de forma improcedente o si la relación contractual llega a su fin con motivo de una OPA u otro tipo de operaciones.

Con motivo de la modificación de la estructura de gobierno corporativo de la sociedad y la nueva calificación de Zoido como presidente no ejecutivo, se entiende que éste renunció a la indemnización por cese que le otorgaría, en su caso, el abono de una cantidad equivalente a y tres veces su retribución fija. De este modo, Zoido solamente mantendría el derecho al cobro del compromiso por pensiones que BME tiene constituido a su favor.

Más noticias de Economía