Público
Público

CaixaBank rechaza la última propuesta de los sindicatos y la negociación del ERE se mantiene sin avances

Las partes acuerdan intensificar los contactos. El periodo de negociación formal acaba el 10 de junio.

Manifestación en Sevilla para rechazar el ERE que pretende imponer la dirección de CaixaBank.
Manifestación en Sevilla para rechazar el ERE que pretende imponer la dirección de CaixaBank. Raúl Caro / EFE

CaixaBank y los sindicatos han mantenido este miércoles una nueva reunión negociadora del ERE que ha acabado sin acercamiento entras las partes, con la empresa rechazando las nuevas propuestas de los representantes de los trabajadores. Las partes sí han convenido intensificar el calendario de contactos para intentar llegar a un acuerdo que evite los despidos.

En la reunión , la tercera del período de negociación formal del ERE, que en principio acaba el 10 de junio, los sindicatos han trasladado a la dirección su rechazo frontal a las medidas planteadas por el banco para extinguir 7.791 contratos tras su fusión con Bankia y recolocar a otros 500 empleados.

La representación sindical ha reclamado voluntariedad en todas las salidas y ha pedido que se elimine el cupo de bajas del 60% de mayores de 52 años. También ha exigido una mejora de las indemnizaciones y que la homologación de las condiciones laborales de los trabajadores de CaixaBank y Bankia se produzca cuanto antes, no en un plazo de cinco años. "Solicitamos a CaixaBank que escuche a la plantilla, que solicita unas condiciones dignas de salida y unas condiciones iguales para todos los que se quedan", han señalado los sindicatos.

La última oferta del banco contemplaba el pago de 20 días por año para los mayores de 63 años y 30 días por año para los menores de 54, así como prejubilaciones con el 50% del salario a los mayores de 57 años y un pago de 4,5 veces la mitad del salario regulador a los empleados de entre 55 y 57 años.

Tras analizar la propuesta sindical, CaixaBank ha manifestado que las peticiones son "inasumibles" y ha urgido a los sindicatos a replantearla, pues el plazo para llegar a un acuerdo se agota. Los sindicatos han reprochado entonces a la dirección del banco que en BBVA se está desarrollando un proceso muy similar al de CaixaBank y que en esa negociación sí se están haciendo avances significativos respecto a la propuesta inicial del banco.

"Instamos a la dirección de CaixaBank a tomar ejemplo y a que den avances reales en la presente negociación", han señalado desde UGT. Las partes han establecido intensificar el calendario de reuniones, con al menos dos encuentros semanales, para internar aproximar posiciones. Las próximas reuniones tendrán lugar los días 1 y 2 de junio.

Más noticias de Economía