Público
Público

Calviño rebaja a 30.000 millones la emisión neta de deuda pública en 2019

La ministra de Economía dice que hay que esperar a junio para ver la evolución de las incertidumbres y si es preciso revisar la previsión de crecimiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra de Economía, Nadia Calviño, durante su intervención en el encuentro Ciclo de Políticas Económicas organizado por CEAPI. E.P./Jesús Hellín

La ministra de Economía, Nadia Calviño, ha avanzado este miércoles que el Gobierno está valorando reducir las emisiones netas de deuda previstas para 2019 a 30.000 millones de euros, frente a los 35.000 millones inicialmente calculados, gracias a la buena evolución de la ejecución presupuestaria.

Durante su participación en un encuentro organizado por el Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (CEAPI), la ministra ha explicado que los mayores ingresos fiscales van a permitir esta rebaja en 5.000 millones, lo que dejaría la emisión neta de deuda pública este año por debajo de la del año pasado (34.277 millones).

Asimismo, disminuye también en la misma cantidad la emisión bruta prevista para este año, situándose en 204.526 millones de euros, un 4% inferior a la del pasado año, según ha informado el Ministerio de Economía en una nota.

Economía ha explicado que esta reducción es posible gracias a los menores tipos de interés, que están permitiendo reducir el coste de la deuda, y la buena marcha de los ingresos y de la evolución de la ejecución presupuestaria. Hasta la fecha, el Tesoro Público ha colocado títulos por importe de 51.652 millones de euros, lo que, con el nuevo plan de emisiones, representa más del 42% de las emisiones previstas a medio y largo plazo para todo el año.

La ministra ha celebrado también como "una muy buena noticia" el que Eurostat haya confirmado que el déficit publico se redujo en seis décimas en 2018, del 3,1% al 2,5% del PIB, con lo que queda una décima por debajo de lo previsto por Hacienda, en tanto que la deuda bajó un punto porcentual, del 98,1% al 97,1% del PIB.

"España sale por fin diez años después del brazo correctivo del Pacto de Estabilidad y Crecimiento por déficit excesivo y, por tanto, podemos decir que hemos dejado esa crisis atrás", ha afirmado Calviño.

Ha añadido que la salida del procedimiento de déficit excesivo pone también de relieve el compromiso con la disciplina fiscal del Gobierno socialista, que prevé reducir el déficit al 2% del PIB y la deuda a en torno el 96% del PIB en 2019. 

Previsión de PIB

Respecto a la evolución de la economía española, Calviño ha dicho que no es "ni optimista ni pesimista", sino "realista", por lo que ha calificado de "prudente" la previsión de crecimiento del 2,2% del Gobierno para este año, al situarse en la horquilla que marca el consenso de los organismos internacionales, de entre el 2,1% y el 2,4%.

No obstante, ha puntualizado que hay que analizar de aquí hasta junio si la "serie de incertidumbres" prevista se aclara para ver si hay que revisar o no las previsiones. "De momento, la previsión de crecimiento es robusta, superior a la zona euro y las principales economías, y permite tomar decisiones empresariales en un entorno relativamente positivo", ha agregado.

Según Calviño, España está "capeando la situación mejor de lo que cabía esperar" ante algunas incertidumbres como la desaceleración internacional, las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China o el Brexit.

Entre las principales incertidumbres, ha recalado en la evolución del petróleo, sobre la que hay que estar "muy atentos" al ser un elemento "muy determinante" para la economía española, aunque ha explicado que el FMI y el Banco Mundial prevén un precio medio del crudo de 66 dólares, inferior al que maneja el Gobierno en su cuadro macro.

También se ha referido a las negociaciones comerciales entre EE.UU y China, que considera que evolucionan "favorablemente", y a la desaceleración de la economía europea, si bien ha apuntado que los últimos indicadores apuntan a una recuperación del crecimiento de Alemania en la segunda parte del año.