Público
Público

La CNMC 'blinda' a Renfe en Cercanías y Regionales

El regulador no autorizará aquellos servicios de operadores privados que coincidan con el negocio considerado de servicio público y le puedan 'robar' más del 2% de sus ingresos 

Tren de Cercanías de Renfe. E.P.
Tren de Cercanías de Renfe. E.P.

Servimedia

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha establecido que no autorizará la puesta en marcha de nuevas rutas ferroviarias que reduzcan más de un 2% los ingresos de Renfe en trayectos de cercanías y media distancia considerados como servicio público.

Este es uno de los criterios fijados por la CNMC para dar su visto bueno a las solicitudes para prestar servicios en España a partir del 14 de diciembre de este año, criterios que el organismo presidido por José María Marín quemada ha sacado a consulta pública.

Por otro lado, establece que, si Renfe no ve afectados sus ingresos, como consecuencia del nuevo servicio internacional, en más de un 1%, la prueba de equilibrio económico resultará en la concesión del acceso a la red ferroviaria para realizar el servicio internacional comunicado.

En el caso de que Renfe viera afectados sus ingresos entre un 1 y un 2%, el acceso del candidato a la red ferroviaria para realizar el servicio internacional comunicado estará condicionado a que el porcentaje de viajeros nuevos generados supere el 30% de los viajeros totales.

Cuando la CNMC concluya que el nuevo servicio de transporte de viajeros puede comprometer el equilibrio económico de un contrato de servicio público, señalará a la empresa ferroviaria los cambios que se pueden introducir para conceder el acceso a la red ferroviaria.

La Ley del Sector Ferroviario señala que los nuevos servicios podrán limitarse cuando afecten a los itinerarios cubiertos por los trenes de Cercanías y Media Distancia, y que tienen condición de servicio público.

La razón es que podrían afectar al equilibrio económico de los contratos suscritos entre las Administraciones Públicas y Renfe para los servicios de Media Distancia y Cercanías, al depender del número de pasajeros que seguirán utilizando estos servicios de Renfe o se decantarán por los nuevos servicios prestados por las empresas competidoras.

Entre otros aspectos, las empresas ferroviarias deberán comunicar a la CNMC cualquier nuevo servicio de transporte ferroviario de viajeros que pretendan prestar y que coincida con uno de Cercanías o Media Distancia.

La CNMC analizará el impacto del servicio comunicado tanto sobre la empresa que presta los servicios de Cercanías y Media Distancia, sujetos a obligaciones de servicio público, como sobre la Administración Pública responsable de los mismos.