Público
Público

Crisis del coronavirus Unidas Podemos se suma al plan anticrisis de la Eurocámara, aunque cree que podría ser "más ambicioso"

Sus eurodiputados darán su voto al fondo propuesto por los cinco grupos más grandes del Parlamento Europeo, a pesar de que la formación que aglutina la izquierda europea había propuesto abstenerse en la votación de este viernes.

Los eurodiputados de Unidas Podemos Sira Rego y Manu Pineda, en un Pleno del Parlamento Europeo.
Los eurodiputados de Unidas Podemos Sira Rego y Manu Pineda, en un Pleno del Parlamento Europeo.

Los cuatro eurodiputados y eurodiputadas de Unidas Podemos (Mª Eugenia Rodríguez Palop, Sira Rego, Idoia Villanueva y Manu Pineda) han decidido unirse a la resolución para un plan anticrisis en la UE que presentaron este miércoles los socialistas, ecologistas, populares, liberales y conservadores. Dan este paso, a pesar de que el grupo de Izquierda Unitaria ha propuesto abstenerse, porque “estamos en un momento crítico, en el que tenemos una responsabilidad”.

El grupo que firmó la resolución, que reúne a políticos con orientaciones ideológicas tan dispares como VOX o Catalunya en Comú, ha hecho bloque común para reclamar un fondo de recuperación dotado con, al menos, 2 billones de euros. Según explicaron en la presentación, "este fondo estaría financiado con deuda comunitaria y se canalizaría a la economía real a través de transferencias directas".

Para Unidas Podemos la movilización de este presupuesto es una medida "muy positiva". "Es muy importante que la Unión Europea cuente con un presupuesto reforzado para hacer frente a la crisis y esto evitará que los Estados asuman deudas injustas", reza el comunicado de la formación morada.

Insisten, sin embargo, en que la resolución podría ser "mucho más ambiciosa".  Tildan de "vago" lo que se refiere a "las formas de financiación, en cómo se harán las transferencias a los Estados y en las medidas concretas que tendrán ese plan de recuperación". Así y todo, creen que "más allá de diferencias en proyectos concretos, debemos dar un apoyo amplio a una respuesta comunitaria, ambiciosa y mutualizada entre Estados miembros", según reconocen en su texto.

Unidas Podemos lamenta que con la aprobación de esta resolución quede varada la propuesta que hizo el grupo de la Izquierda Unitaria bajo el título de Solidaridad es la cura. Para los españoles esta propuesta era "valiente y ambiciosa" y apostaba porque el Presupuesto de la Unión Europea "potenciara la reconstrucción de nuestras economías con un plan público de inversiones, con financiación para el Pilar Social y basado en la solidaridad y la cohesión como pilares fundamentales".

Una vez aprobado el plan anticrisis en la Eurocámara habrá que esperar la propuesta de la Comisión Europea. Su presidenta, Ursula von der Leyen, tan solo ha dado unas tenues pinceladas de su ambiguo plan. Este miércoles adelantó en el pleno de la Eurocámara que Bruselas financiará este plan con deuda europea y los fondos se canalizarán a través del Presupuesto de la UE. Sin embargo, todavía no ha dado cifras (aunque se especula que su propuesta ronda los 1,5 billones de euros) o concretar las partidas a las que se destinará.

Eurogrupo sin plan encima de la mesa

Después del pleno en la Eurocámara, se reunirán de nuevo los ministros y ministras de Economía y Finanzas de la Eurozona (Eurogrupo) a través de una videollamada. Por segunda semana consecutiva, lo hacen sin que la Comisión Europea haya puesto encima de la mesa todavía su plan para la recuperación económica tras la crisis sanitaria de la covid-19.

Según la agenda, la reunión contará con un intercambio de opiniones sobre las perspectivas económicas que presentó la Comisión Europea recientemente con la presidenta de la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara, la italiana Irene Tanigli. A continuación, los ministros y ministras mantendrán un debate estratégico sobre las prioridades para relanzar las economías europeas, aunque Bruselas no les haya proporcionado todavía un borrador sobre el que trabajar.

Lo que sí podrán hacer es ir cerrando algunos flecos de la red de seguridad aprobada por el Eurogrupo en abril para desbloquear hasta 540.000 millones de euros. Este montante se apoya en tres patas: 240.000 millones de euros en préstamos a través del MEDE, 200.000 millones de euros en préstamos y avales a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y 100.000 millones de euros del fondo contra el desempleo (SURE) propuesto por la Comisión Europea. Todavía quedan pendientes los detalles de este último punto, que sigue negociándose a nivel técnico.

Más noticias de Economía