Público
Público

La crisis ha hecho perder diez años de renta a los españoles

El PIB per cápita alcanza ahora el nivel del año 2008, hasta los  24.773 euros por habitante.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 4

Gente paseando junto a la playa de la Malvarrosa, en Valencia. REUTERS/Heino Kalis

La renta per cápita española (es decir, el resultado de dividir la riqueza nacional por el número de habitantes) recuperó en 2017 el nivel previo a la crisis. Así lo sugiere el dato adelantado del Producto Interior Bruto (PIB) correspondiente al cuarto trimestre del año pasado, hecho público este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Eso significa que el país ha tardado una década en sobreponerse a las consecuencias del vendaval económico y financiero que se desató a mediados de 2008.

El PIB adelantado del cuarto trimestre de 2017 señala un crecimiento del 0,7%, que se eleva al 3,1% en términos anuales. El INE no aporta todavía su valor en términos absolutos, ni mucho menos el comportamiento concreto de cada uno de sus componentes (consumo, inversión, exportaciones, importaciones), que dará a conocer previsiblemente durante el próximo mes de marzo. Pero resulta sencillo calcular a cuánto ascendió, teniendo en cuenta que había cerrado 2016 en 1.118.522 millones de euros.

Sabiendo eso y la subida del 3,1%, es posible deducir que el PIB de 2017 fue de 1.153.196 millones, el más alto desde el estallido de la crisis en 2008. Aquel año alcanzó los 1.116.225 millones de euros y, a partir de entonces, estuvo cayendo de forma ininterrumpida hasta que tocó suelo en 2013, con 1.037.820 millones.

Luego comenzó a remontar a buen ritmo, gracias a las tasas de crecimiento que la economía española se fue anotando: el 3,4% en 2015, el 3,3% en 2016 y el ya citado 3,1% de 2017.

La recuperación del PIB se ha traducido en una mejora de la renta per cápita, que también se resintió notablemente en los momentos más dramáticos de la crisis. De los 24.300 euros anuales por habitante de 2008 pasó a 22.518 en 2013, con una caída cercana al 10%. El año pasado, teniendo en cuenta el último censo que elabora el INE y que cifra en 46.549.045 el número de habitantes, la renta per cápita llegó a los 24.773 euros.

Se da la circunstancia de que, durante este periodo de tiempo, la población española se ha movido muy poco, a pesar de los inmigrantes que han vuelto a sus países de origen y de los españoles que se han expatriado en busca de trabajo, e incluso ha crecido algo. El último censo de 2008 (el INE facilita regularmente dos al año, uno en enero y otro en julio) era de 45.983.179 personas, lo que supone medio millón largo más que ahora.