Público
Público

Deoleo cierra un acuerdo extrajudicial con los Salazar que pone fin a los litigios

La multinacional del aceita, que recibirá entre 8 y 12 millones de los 200 millones que reclamaba, se desploma en Bolsa un 23%.

Botellas de aceite de oliva de la marca Carbonell, una de las enseñas de la multinacional Deoleo. E.P.
Botellas de aceite de oliva de la marca Carbonell, una de las enseñas de la multinacional Deoleo. E.P.

agencias

Deoleo comunicó el viernes al supervisor bursátil que ha llegado a un acuerdo extrajudicial con los hermanos Salazar, antiguos gestores del grupo hasta 2009, cuando se llamaba SOS, que pone fin a los ligitios y reclamaciones económicas cruzadas en uno de los mayores escándalos corporativos de la historia reciente española.

Según informó Deoleo en un comunicado, el acuerdo llega tras haber constatado la práctica inviabilidad de las expectativas de cobro demandadas en el procedimiento judicial y en razón de las exigencias de las entidades acreedoras con las que la empresa está negociando la reestructuración de su deuda.

Así, esta permitirá afrontar la última fase de negociación de los diversos contratos en los que se documenta y ejecuta la refinanciación del grupo actualmente en curso, de forma que pueda cumplirse con el calendario de cierre estimado.

Con el acuerdo, Deoleo se asegura el cobro efectivo de unas cantidades por un importe neto estimado de entre 8 y 12 millones de euros, lejos de los 200 que reclamaba.

Según han explicado fuentes conocedoras del acuerdo, la aceitera ha optado por aceptar una cantidad sensiblemente inferior a la que pedía inicialmente después de comprobar que no había capacidad para recuperar el montante total debido a la situación de "práctica insolvencia" de sus antiguos administradores.

El anuncio llegaba en el día que estaba previsto que la Audiencia Nacional iniciara un juicio a los hermanos Jesús y Jaime Salazar Bello como máximos accionistas y gestores de Sos Cuétara, el grupo de alimentación origen de la actual Deoleo.

Según señalaron los medios en los últimos días, Jesús Ignacio Salazar Bello, expresidente de la antigua SOS, habría pactado aceptar una condena de 21 meses de prisión y 5.100 euros de multa por delito societario, apropiación indebida, abuso de mercado, estafa e insolvencia punible. Su hermano, el exconsejero delegado Jaime Salazar Bello, habría aceptado con la fiscalía 10 meses y medio de prisión más sanción económica de 3.300 euros por delito societario, apropiación indebida y abuso de mercado.

Los hermanos Salazar pactaron con el Ministerio Público para evitar ir a juicio y aceptan ser los responsables del desvío de más de 200 millones de euros desde las cuentas de la compañía a sociedades controladas por ellos, en el que ha sido uno de los mayores escándalos empresariales en la historia de España.

La Fiscalía cree que los acusados utilizaron una serie de sociedades vinculadas para, supuestamente, desviar fondos de la compañía. El epicentro del entramado sería la sociedad Cóndor Plus, controlada por Jesús y Jaime Salazar. En las cuentas del ejercicio 2008 se reflejó un crédito concedido por Sos Cuétara a esta mercantil por valor de 205 millones. Entonces, ambos sumaban el 30% del capital del grupo alimentario. Jesús era consejero delegado y presidente, y su hermano, vicepresidente.

El presidente y consejero delegado de la aceitera Deoleo, Ignacio Silva durante la Junta Extraordinaria de Accionistas en la sede de la compañía en Rivas Vaciamadrid. EFE/Fernando Villar

La acción de la multinacional aceitera (dueña de marcas de aceite como Koipe, Carbonell, Bertolli o Carapelli) ha sufrido fuertes vaivenes en bolsa durante la última semana tras haberse filtrado en prensa información sobre el acuerdo.

En la sesión de este viernes, las acciones del grupo aceitero se han desplomado este viernes casi un 23% tras alcanzar el acuerdo extrajudicial con los hermanos Salazar.  En concreto, los títulos de Deoleo, que suman tres jornadas de caídas, cerraron con un desplome del 22,71%, hasta intercambiarse a un precio de 0,032 euros.

Deoleo suma varias jornadas en negativo, lo que ha llevado a la firma a perder casi un 87% de su valor en esta semana, después de que la iniciara con un rebote del 73,55% el pasado lunes tras conocerse el acuerdo extrajudicial alcanzado con los Salazar.

Más noticias de Economía