Público
Público

La dueña de 'Lucky Strike' y 'Pall Mall' paga 46.600 millones para hacerse con el fabricante de 'Camel'

La tabaquera BAT pacta la compra del 57,8% de Reynolds, y regresa al mercado estadounidense

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cigarrillos durante el proceso de fabricación en una planta de British American Tobacco (BAT) en la localidad alemana de Bayreuth. REUTERS/Michaela Rehle

LONDRES British American Tobacco, la multinacional propietaria de marcas como Lucky Strike o Dunhill, ha llegado a un acuerdo para comprar a su rival estadounidense Reynolds American, el dueño de Camel y Newport, por 49.400 millones de dólares (46.000 millones de euros), lo que creará la mayor compañía de tabaco del mundo que cotiza en bolsa, tras mejorar una oferta anterior en más de 2.000 millones de dólares.

BAT, que ya poseía el 42% de Reynolds, dijo que pagará 29,44 dólares en efectivo y 0,5260 acciones de BAT por cada título del 57,8% que aún no controlaba en Reynolds American, lo que supone una prima de un 26% sobre el precio del papel el 20 de octubre, el día antes de que su primera oferta fuera hecha pública.

El fabricante de los cigarrillos Camel rechazó la oferta inicial un mes más tarde, dijeron las fuentes, pero ambas partes continuaron las negociaciones.

El acuerdo marcará el regreso de BAT al lucrativo y altamente regulado mercado de Estados Unidos tras una ausencia de 12 años, por lo que será el único gigante del tabaco con una presencia de liderazgo en el mercado estadounidense e internacional. 

Paquete de cigarrillo 'Camel' en una tienda en Nueva York. REUTERS/Lucas Jackson

Las dos partes esperan cerrar la transacción durante el tercer trimestre de 2017 a la expectativa de obtener el respaldo de los accionistas de BAT y Reynolds, así como la autorización de los reguladores de Japón y EEUU. Si los consejos de BAT o Reynolds decidieran retirar su apoyo a la transacción dando como resultado el final de la misma, la parte responsable deberá indemnizar a la otra con 1.000 millones de dólares (943 millones de euros).

BAT confía en lograr sinergias anuales de "al menos 400 millones de dólares" al finalizar el tercer año tras la operación mediante las mejoras en la eficiencia y en la escala de la combinación de los negocios.

El consejero delegado de BAT, Nicandro Durante, se mostró muy satisfecho con el acuerdo alcanzado y señaló que BAT ha venido ejecutando de forma consistente "una estrategia ganadora" y cuenta con un historial demostrado de sólidos resultados y rentabilidad para sus accionistas. "Nuestra fusión con Reynolds se beneficiará de contar con el mejor talento de ambas organizaciones. Creará un negocio tabaquero más fuerte y global, con acceso directo para nuestros productos a los mercados más atractivos", añadió.

Por su parte, Susan M. Cameron, presidenta ejecutiva del consejo de Reynolds American, destacó que esta operación dará origen a un "líder de la industria" propietario de marcas icónicas.