Público
Público

La economía china sufre su primera contracción desde 1976

El PIB del gigante asiático cae un 6,8% en el primer trimestre del año, lo que confirma los serios efectos causados por la pandemia de coronavirus en el país.

Una mujer con mascarilla limpia la entrada de su tienda en Pekín.. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
Una mujer con mascarilla limpia la entrada de su tienda en Pekín.. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

AGENCIAS

El Producto Interior Bruto (PIB) de China cayó un 6,8% en el primer trimestre del año, la primera contracción de la economía del gigante asiático desde 1976, lo que confirma los serios efectos causados por la pandemia de coronavirus en el país, informó hoy la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE). En el cuarto trimestre de 2019 la economía china había crecido un 6%.

La contracción, peor a la prevista por varios analistas, supone la primera interrupción del inédito crecimiento que la economía china ha registrado en las últimas décadas, ya que el coronavirus paralizó la producción y el gasto, lo que aumenta la presión sobre las autoridades para que hagan más para detener la creciente pérdida de empleos.

El PIB chino comenzó a medirse en 1992 pero el resto de datos existentes hasta esa fecha apuntan a que la economía del país no había entrado en recesión desde hace más de 40 años.

Los datos publicados por la ONE muestran que en marzo, cuando la pandemia comenzó a remitir en el país, la economía permaneció bajo una fuerte presión.

El resquicio de esperanza fue un descenso mucho menor de lo esperado en la producción de las fábricas en marzo, lo que sugiere que los esfuerzos para reiniciar partes de la economía desde febrero están funcionando. La producción industrial cayó ese mes un 11% frente al 13,5% registrado en enero y febrero, mientras que la industria manufacturera lo hizo un 10,2%.

El PIB chino se situó en 20.650,4 miles de millones de yuanes (2.647 miles de millones de euros, 2.916 millones de dólares) en el primer trimestre de 2020, lo que supone una caída interanual del 6,8%.

Trajabadores de la construcción, con mascarillas, en una obra en Pekín. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

Los analistas dicen que Pekín se enfrenta a una batalla ardua para reactivar el crecimiento, ya que la propagación mundial del virus ha desbaratado la demanda de los principales socios comerciales, mientras que el consumo interno también sigue bajo presión.

Las ventas al por menor, un dato clave sobre el consumo, descendieron un 15,8%, mientras que la inversión en activos fijos (como infraestructura, vivienda, maquinaria y equipos) cayeron un 16,1% en los tres primeros meses.

A principios de esta semana se anunció que el comercio exterior había caído un 6,4 por ciento en los tres primeros meses del año.

Preocupa la demanda interna

"Los datos del PIB del primer trimestre todavía están en gran medida dentro de las expectativas, lo que refleja el coste del estancamiento económico cuando toda la sociedad se encontraba en una situación de confinamiento", dijo Lu Zhengwei, economista jefe de Industrial Bank, con sede en Shangái.

"En la siguiente fase, la falta de demanda general es preocupante. La demanda interna no se ha recuperado totalmente, ya que el consumo relacionado con las reuniones sociales sigue estando prohibido, mientras que es probable que la demanda externa se vea afectada por la propagación de la pandemia".

La economía del país todavía está intentando recuperarse plenamente. El índice nacional de actividad de negocios Trivium estima que solo el 82,8% de la capacidad económica está siendo utilizada actualmente respecto a los niveles anteriores a la pandemia.

Los analistas esperan una recuperación en la segunda mitad del año y el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó hace dos días que China evitará la recesión y crecerá en el conjunto del año un 1,2%.

El mismo organismo estimaba el pasado enero, antes de que estallase la pandemia, que el crecimiento económico chino sería del 6% frente al 6,1% registrado oficialmente por el país asiático en 2019. 

China dice que ampliará las políticas macroeconómicas

Tras el dato del PIB  el politburó del gobernante Partido Comunista aseguró que China reforzará sus políticas macroeconómicas para contrarrestar el impacto de la pandemia de coronavirus, ya que la actividad enfrenta desafíos sin precedentes,  según un reporte de la televisión estatal.

China llevará adelante una política monetaria prudente y más flexible y tomará medidas fiscales más eficientes y proactivas, según el comunicado de la reunión, que estuvo encabezada por el presidente Xi Jinping.

A fin de apoyar a la economía real, en especial a las pequeñas y medianas empresas, el Gobierno usará herramientas como encajes bancarios, recortes de tasas de interés y renovación de créditos. Además, guiará al mercado para que siga reduciendo el costo del endeudamiento, indicó.

Más noticias de Economía