Público
Público

La farmacéutica Grifols gana un 13% más en 2015 gracias al favorable cambio del dólar

La empresa catalana prevé presentar antes de que acabe el primer trimestre su plan de inversiones

Planta de Grifols. E.P.

REUTERS

MADRID.- El fabricante de hemoderivados Grifols anunció el lunes una mejora del 13,2% de su beneficio neto a 530 millones de euros, apoyado en el crecimiento orgánico de sus ventas de plasma y en el cambio favorable del dólar.

Las ventas del grupo, que en un 95% se producen fuera de España, subieron un 17,3% a 3.934 millones de euros, mientras que su resultado bruto de explotación (ebitda) se elevó un 11% a 1.163 millones de euros.

Biociencia, la división que agrupa el negocio de hemoterapia que supone alrededor de un 77% de sus ventas, registró una subida de los ingresos del 18,8% a algo más de 3.000 millones de euros. Sin embargo, la división de Diagnóstico, que engloba las operaciones de transfusión, se desaceleró en el ejercicio, en parte por la ampliación de un contrato con Abbott hasta 2026 que aporta más ingresos recurrentes pero penaliza las ventas a corto plazo.

"Son áreas (las de transfusiones) en las que estamos empezando a crecer fuera de Estados Unidos, que era su mercado inicial, y esta expansión (..) nos está costando un poco más (...) pero era uno de los objetivos de esta compra", dijo a Nuria Pascual, directora financiera de Grifols.

El margen de ebitda, un dato que han seguido muy de cerca los analistas, bajó al 29,5% en el conjunto del año, frente al 31,2% de 2014, por una mayor competencia en Estados Unidos, menores ingresos por royalties y el hecho de tener dos plantas de fraccionamiento en marcha a la vez mientras la producción se traspasa progresivamente de una a otra.

Grifols cerró el año con un endeudamiento neto de 3.710 millones de euros frente a 3.235 millones de euros en 2014, lo que supone 3,19 veces ebitda, debido a que la mayor parte de la deuda está emitida en dólares.

El fabricante de hemoderivados tenía en diciembre de 2015 un saldo de caja de 1.143 millones de euros, y con una posición de liquidez que superó los 1.600 millones. "Nuestro objetivo no es mantener una posición alta de tesorería, sino hacer crecer el negocio. Oportunidades, nuevas inversiones, nuevas compras... estamos mirando cosas constantemente, otra cosa es que encontremos algo que encaje bien con nuestra actividad, no es aquello de gastar por gastar", explicó Pascual.

Además Grifols, que prevé presentar antes de que acabe el primer trimestre su plan de inversiones, quiere seguir comprando empresas pequeñas que complemente su I+D, como Alkahest, explicó Pascual.

Más noticias de Economía