Público
Público

FCC sigue 'números rojos' por la venta de Globalvía y la caída de la construcción en España

La empresa controlada por el millonario mexicano Carlos Slim trabaja para refinanciar 3.000 millones de euros, el 63% de su deuda total, en paralelo a la reestructuración del pasivo de Cementos Portland

Un cartel de FCC en una obra de la constructora en la localidad madrileña de Tres Cantos. REUTERS/Susana Vera

EUROPA PRESS

MADRID.- FCC cerró el primer trimestre del año con una pérdida de 16,7 millones de euros, con lo que mantiene al comienzo del ejercicio los números rojos con los que concluyó 2015, afectado por el cierre de la venta de Globalvía, la caída del negocio constructor y la depreciación de la libra.

La venta de la exfilial de concesiones restó 7,3 millones a los resultados del grupo controlado por Carlos Slim, mientras que los tipos de cambio restaron 10,9 millones y el negocio de construcción otros 9,1 millones. En caso de restar todos estos resultados extraordinarios, FCC hubiera logrado superar las pérdidas y comenzar el año con números negros de 10,6 millones.

No obstante, durante el primer trimestre del año, la compañía de construcción y servicios logró recortar en 771 millones de euros (en un 14,1%), hasta 4.701 millones, su endeudamiento neto, gracias a la ampliación de capital de 709 millones de euros que la compañía realizó a comienzos del año.

Esta ampliación motivó que Carlos Slim sobrepasara la cota del 30% en el capital social de FCC, con lo que formuló una oferta pública de adquisición (OPA) de acciones sobre el 100% de la compañía, que actualmente está pendiente de autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En el plano operativo, la cifra de negocio del grupo cayó un 6,8% entre los pasados meses de enero y marzo, hasta los 1.382 millones de euros, lastrada por la caída del negocio de construcción en España y la menor actividad "coyuntural" de la actividad de servicios medioambientales en Reino Unido.

Estos factores, además de una dotación de provisiones, también provocaron un descenso del 9,3% en el beneficio bruto de explotación (Ebitda), hasta los 153,6 millones de euros.

Desplome en construcción nacional

Por áreas de negocio, la tradicional actividad constructora es la que más cayó, un 18,6%, lastrada por el desplome en un 35% de su facturación en España, como consecuencia del "continuado descenso de la inversión pública en infraestructuras". De hecho, FCC acaba de pactar un ERE para 610 trabajadores de esta división.

Registra un desplome del 35% en su actividad constructora doméstica por "el continuado descenso de la inversión en infraestructuras"

El negocio constructor internacional, que ya constituye el 62% del total, descendió ligeramente (3,7%) por la conclusión de varios proyectos. La compañía cuenta con una cartera de obras de 5.555 millones de euros, un 10% inferior a la de un año antes, y un 76% ubicada en el exterior.

De su lado, la división de servicios medioambientales se mantuvo como principal fuente de ingresos de FCC, al generar 659 millones, y pese a contraerse un 4,8% menos por la referida menor actividad en Reino Unido y la depreciación de la libra.

El negocio del agua descendió asimismo un 3,1% también afectado por la menor actividad en el mercado doméstico, hasta los 232 millones, mientras que el del cemento es el único que creció, un 6,6%, hasta 129,8 millones.

En el primer trimestre, la empresa ha recortado en un 14% su endeudamiento para situarlo en 4.701 millones 

Además, FCC ha iniciado el proceso para refinanciar 3.000 millones de euros de deuda, casi las dos terceras partes (el 63%) de su pasivo total, con el fin de completar su reestructuración a lo largo de este año o en el primer trimestre de 2017, según informó el director general de Finanzas del grupo, Víctor Pastor.

La compañía que controla Carlos Slim avanza así en su principal objetivo estratégico actual, el de seguir recortando y optimizando su endeudamiento, toda vez que hace unas semanas liquidó el grueso de su tramo de deuda más caro. En concreto, FCC amortizó con una quita del 15% (de unos 60 millones de euros) unos 385 millones del denominado 'tramo B' de su deuda, un pasivo con derecho de conversión en caso de impago y que devengaba intereses del 5%.

La optimización financiera constituye el eje de la estrategia de Carlos Slim tanto en FCC como en Realia, la filial inmobiliaria del grupo, como en Cementos Portland. De hecho, la cementera constituye la "prioridad" actualmente para el grupo, dado que tiene que refinanciar unos 825 millones de deuda que vencen el próximo mes de julio. FCC destinará parte del capital que levantó con la ampliación a este fin.

Por el momento, en el primer trimestre de este año FCC ha recortado en un 14% (en 771 millones de euros) su endeudamiento neto total, que bajó de la cota de los 5.000 millones de euros y se situó en los 4.701 millones de euros.

Más noticias de Economía